Inicio / Futbol / Estudiantes goleó a Arsenal, Unión se prende y empate en el Bosque

Estudiantes goleó a Arsenal, Unión se prende y empate en el Bosque

Leandro Díaz marcó dos tantos en la goleada Pincha en el Viaducto.

Nadie podrá negar que Juan Sebastián Verón ama a Estudiantes. Si volvió de Europa vigente para ganar la cuarta Libertadores y honrar a su padre, protagonista de la épica copera en el final de los setenta. Pero demoró demasiado la Bruja, hace tiempo en el rol de presidente, en elegir un técnico de la escuela. Y Ricardo Zielinski está hecho a la medida del León platense: orden, equilibrio, juego directo y contundencia. Con esos argumentos, que poco se habían visto con los últimos entrenadores por más que algunos hayan sido sus ex compañeros (Benítez o Desábato, por citar dos casos), le alcanzó para vapulear a Arsenal y seguir encumbrado en la Zona A.

Hacía 17 años que Estudiantes no ganaba 5 a 0 (ante Lanús, en 2004). Y el camino a la goleada se le abrió de entrada, cuando Germán Delfino cobró un inexistente penal de Emiliano Méndez sobre Martín Cauteruccio -el uruguayo había sacudido el travesaño al minuto- y Leandro Díaz canjeó el regalo por gol.

El 5-3-2 de Arsenal dio muchas ventajas porque Estudiantes comenzó a hallar ventajas por afuera, a espaldas de Gastón Benavídez. Pero el segundo grito visitante llegó por un error no forzado. De un lateral y un lamentable pase atrás de Alejo Antilef llegó la intercepción de Angel González, que desarticuló a Jonathan Bottinelli e Ignacio Gariglio y resolvió ante Nicolás Navarro.

Arsenal no podía penetrar en el área de Mariano Andújar porque Estudiantes se cerraba bien. A excepción de un remate de Jesús Soraire que tapó el capitán pincha, casi no inquietó. Y el tercero llegó con un pelotazo largo de Andújar, un centro atrás de Cauteruccio y un zurdazo de Sánchez Miño que encontró una pobre respuesta de Navarro.

El partido ya estaba liquidado, pero Zielinski vio debilidades detrás de Castro. Entonces, volcó a González por la derecha. Cauteruccio habilitó al mendocino que metió un buscapié y Díaz empujó al gol de arremetida.

Sergio Rondina mandó a la cancha a Alan Ruiz, el Ruso respondió con David Ayala para reforzar. Arsenal lanzado, sin control, dejó espacios. Y Cauteruccio le puso un broche de oro a una tarde espectacular con una corrida y un taco entre la desesperación de Navarro y Bottinelli, flojísimos.

Tan holgado estaba Estudiantes que Zielinski se permitió darle un gusto a la familia Verón: debutó Deian (20 años), tercera generación pincha. Pero le sobró media hora al partido. Arsenal, que perdió los 4 partidos, recibió 12 goles y sólo marcó 1, no tuvo fuerzas ni para descontar.

Daniel Avellaneda/Clarín

UNIÓN GANÓ EN PARANÁ Y SE ANIMA A PELEAR ARRIBA

Uníón se llevó de Paraná una victoria trabajosa, sin brillo pero justa ante Patronato gracias al tanto de su goleador que le permite seguir en la parte alta de la Zona B de la Copa de la Liga.

Para el local, que suma ya ocho encuentros sin triunfos en el año, fue otra vez lo mismo: perdió los 4 encuentros del torneo por la mínima diferencia y más allá de los cambios de esquema y apellidos no encuentra el rumbo ni el funcionamiento.

Le costó a la visita elaborar juego. Lo hizo, a cuentagotas, desde los pies de Acevedo y de Cañete. Pero en búsqueda constante para García terminó siendo repetitivo, previsible. Claro: pocas veces sufrió el arco de Unión, ante un Patronato con pocas ideas y con puntas sin oportunidades.

Lo más riesgoso llegó desde una pelota detenida que pegó en el travesaño de Moyano. El juego duró hasta que García aprovechó un rebote corto de Ibáñez para el 1 a 0. Ahí, el entusiasmo de Patronato se derrumbó. Y la visita, con oficio, orden pero sin tanta ambición, se conformó con una ventaja que terminó siendo decisiva.

Clarín/Deportes

LOBO Y HALCÓN EMPATARON EN ATRACTIVO PARTIDO

Corrieron, se desgastaron pero sobre todo jugaron. En el Bosque, Gimnasia y Defensa yJusticia no dejaron de intentar, de buscar asociaciones con vocación ofensiva y jamás se olvidaron del arco rival como objetivo. Igualaron apenas 1 a 1, en un juego al que le faltaron al menos dos goles por lado pero en el que ambos equipos arrojaron señales positivas para el futuro inmediato en la Copa de la Liga.

Fue una primera etapa frenética, con ritmo constante, con mediocampos sin peajes que cortaran el juego. Y con una docena de oportunidades de riesgo claras. A saber: Rey se lo sacó a Romero en el mano a mano, Isnaldo perdió en el rebote y luego en un zurdazo cruzado; Guiffrey casi la mete en contra con un cabezazo que pegó en el palo y una sutileza de Enzo Fernández se fue por centímetros. Todo eso para los de Florencio Varela. Del otro lado, Barrios metió un cabezazo al travesaño, Carbonero perdió un mano a mano y un zurdazo de Miranda asustó a Unsain. No hubo calma en esos 45 minutos, en los que Aleman y Carbonero fueron la sociedad que mejor se conectó. En la otra vereda, Fernández e Isnaldo hicieron jugar a Defensa. Fue un ida y vuelta sin freno.

Con una marcha menos por el lógico cansancio pero con la misma tónica siguió todo. Y los goles llegaron en el segundo tiempo por los apellidos más peligrosos del juego: Carbonero, tras una gran asistencia de Alemán, e Isnaldo, con un desvío en Mancilla que descolocó al arquero de Gimnasia. Tras ello pareció estar mejor Defensa, que encerró a Gimnasia en el arco de Rey. Aunque en el último cuarto hubo goles bien anulados: a Ramírez en el local y a Romero para el campeón de la Sudamericana, que terminó con uno menos. Ni siquiera así dejaron de atacar e intentar.

Clarín/Deportes

Compruebe también

El Clásico de Avellaneda se juega en el Cilindro y por MG Radio

A las 21 en el Cilindro, Racing e Independiente jugarán un nuevo clásico de Avellaneda …

4-2: San Lorenzo le ganó a domicilio a Platense

La Copa de la Liga Profesional ingresó en su etapa final y distintos equipos intentan …

Dejanos tu comentario