Inicio / Tenis / En el planeta Tenis no todo es color de rosa (y menos con la inactividad)

En el planeta Tenis no todo es color de rosa (y menos con la inactividad)

El canadiense Vasek Pospisil dio su opinión desde su puesto en el Consejo de Jugadores.

Mientras Novak Djokovic, Rafael Nadal y Roger Federer donaron una muy buena cantidad de dinero o se pusieron al frente de grandes campañas de solidaridad para la lucha contra el coronavirus en el mundo, el parate obligado del tenis con la cancelación de ambos circuitos al menos hasta el 12 de julio (con el panorama actual de la pandemia nadie apuesta que al día siguiente volverá la acción) ya motivó comentarios desesperados a través de las redes sociales de los anónimos, de los que están lejos de los flashes y de las cámaras y que son la inmensa mayoría de los habitantes de ambos rankings mundiales. Son, en definitiva, los que pierden plata para jugar al tenis.

Hace poco más de cinco años el doctor Michael Bane, un investigador australiano especializado en matemática y estadísticas, publicó un trabajo en el que con cifras de las dos temporadas anteriores y sobre la base de más de 8.800 jugadores de todos los niveles llegó a conclusiones tremendas que siguen vigentes. Por ejemplo: sólo el 1,8 por ciento de los tenistas tienen beneficios económicos, apenas el 1 por ciento de los top se queda con el 62 por ciento de los premios del circuito, los jugadores que viven (o sobreviven) del tenis llegan hasta el 160° puesto del ranking, la grieta económica comienza a notarse desde el 32° lugar y el 95 por ciento de los encuestados falló en el intento de cubrir la inversión necesaria (160 mil dólares) para poder progresar en el tenis profesional.

Hoy son 3.319 ( 1.979 hombres y 1.340 mujeres) los jugadores que por lo menos tienen 1 punto en ambas clasificaciones. Los porcentajes ofrecidos por Bane sirven para ofrecer un panorama de cuanta gente ya empieza a desesperarse por la inactividad.

Otro punto importante es la diferencia del tenis en cuanto a la cantidad de dinero que obtienen sus protagonistas principales (los jugadores, claro) con respecto a los de otras competencias. Flushing Meadows, uno de los cuatro Grand Slams del circuito, reparte el 14 por ciento de sus ganancias entre los tenistas. La MLB, por ejemplo, entrega el 54,4 por ciento de lo que genera entre sus beisbolistas y ese número es del 50 por ciento en la NBA y la NHL, del 47 en la NFL y del 33 en el circuito estadounidense de la PGA de golf.

“La media de ganancias de jugadores entre el 101° y el 150° puestos del ranking es de 276.410 dólares”, contó en septiembre del año pasado el canadiense Vasek Pospisil desde su puesto en el Consejo de Jugadores de la ATP. Todavía no lo escucharon. ¿Será hora de que le presten atención?

Mariano Ryan/Clarín

Compruebe también

Roland Garros se atrasó una semana, pero Wimbledon mantiene su fecha

El Abierto de tenis de Francia que se juega en Roland Garros, segundo Grand Slam …

Mercedes Paz confirmó el equipo para recibir a Kazajistán

Nadia Podoroska, Lourdes Carlé, Victoria Bosio, Guillermina Naya y Jazmín Ortenzi son las cinco tenistas …

Dejanos tu comentario