Inicio / Música / El uruguayo Jorge Drexler reapareció y dio un gran show en la virtualidad

El uruguayo Jorge Drexler reapareció y dio un gran show en la virtualidad

El recital se realizó en el estudio XLR de Madrid.

De la calma zen a la emoción más visceral. Así fue transcurriendo el concierto por streaming que brindó el cantautor uruguayo Jorge Drexler después de varios meses de silencio y reflexión. Como le sucedió al mayoría de los artistas en todo el mundo, el músico tuvo que suspender la extensa gira de presentación de su espectáculo Silente, un concierto íntimo a guitarra y voz que el año pasado trajo a la Argentina. Después de su última aparición musical en el Teatro Melico Salazar de San José de Costa Rica a comienzos de marzo –también por streaming debido a la irrupción del Covid 19 en plena gira–, Drexler se reencontró con su público en tiempo real y a través de las plataformas digitales. Al menos 60 mil personas en simultáneo se dieron cita virtual este domingo a través de YouTube, Instagram y Facebook Live para escuchar sus canciones e interactuar con el músico. «Desde ahora mismo y aquí / Hacia donde quiera que estés / Parte de mi alma parte a tu encuentro», arrancó, a capella y con una caja de fósforos como instrumento rítmico, desde el Estudio XLR de Madrid.

Acompañado por un equipo de 18 personas previamente testeados –con barbijos y distanciamiento social– , el músico logró dirigir bien su mensaje y sus canciones. Por eso, armó un repertorio que supo conjugar sus principales pasiones: la poesía, la ciencia y la tecnología. Con un bellísimo diseño de escenografía e iluminación en tonos blancos y negros a cargo de Maxi Gilbert y transmitido a tres cámaras –aspectos claves para enriquecer un Live–, aprovechó la oportunidad para compartir un mensaje de cuidado y respeto hacia la salud, y brindar un reconocimiento al campo de la ciencia en este contexto de emergencia sanitaria mundial. «Esto va en serio, señoras y señores, hay que cuidarse, lo digan o no lo digan las autoridades de sus países. Y escuchar a los científicos», dijo el también médico, quien hace unos meses padeció coronavirus.

«Quiero mandar un saludo muy especial a los científicos de mi país, de Uruguay, que están haciendo un trabajo extraordinario, y dedicarles esta canción, ‘Noctiluca'». «La voz de los científicos es la que esta determinando la puerta de salida de esta situación y es momento de que la política escuche a la ciencia. Es tiempo de datos, no de opinión», dijo luego, antes de tocar «Disneylandia» (Arnaldo Antunes), y enviar un «un abrazo muy grande y fuerza» para todo Brasil. También regaló una version de «Eso que tú me das», de su amigo Pau Donés (Jarabe de Palo), recientemente fallecido. Entre el autotune («La edad del cielo») y un juego de luces y sombras («La vida es más compleja de lo que parece»), el músico fue tejiendo un show que apeló a la síntesis y al silencio, pero también a la reflexión y a la potencialidad del arte y las telefonías.

Para los artistas, no es fácil lograr la conmoción en tiempos de hipercomunicación virtual. Sin embargo, el uruguayo logró eludir las interrupciones y la frialdad que a veces transmiten las pantallas y aprovechó la potencialidad de las plataformas digitales para entregar un concierto emotivo, cálido y enfocado en la belleza. «Es una enorme alegría reencontrarme con mi equipo y con ustedes, aunque sea a través de las pantallas. Llevamos muchos días trabajando en este concierto e intentando hacer un espectáculo bonito y traer un poquito de calor y de belleza en esta época difícil y fea», introdujo Drexler. Como si se tratara de una película en vivo, el músico diseñó junto a su equipo una obra musical con segmentos guionados y lugar para la espontaneidad, como cuando interactuó con el público a través de una pantalla y complació algunos pedidos de canciones, como «Don de fluir» y «Sanar».

En Instagram, hasta el presidente Alberto Fernández se animó a pedir una canción, «Milonga paraguaya». «La vida no para, no espera, no avisa / Tantos planes, tantos planes, vueltos espuma», cantó el músico en «Inoportuna», una de las pedidas, y se rió por el nuevo sentido que adoptan esos versos. «Si están en su casa, bailen. Quiero darles un abrazo y volver a verlos en personas. Ya volverán los encuentros. Nadie sabe nada del futuro asi que vivamos el presente con intensidad», cerró, con su optimismo habitual. Y se despidió, codo con codo, de cada uno de sus compañeros.

 

Link del show: https://www.youtube.com/watch?v=KnsFbj0Z-FI

Sergio Sánchez/Página 12

Compruebe también

El Indio Solari cantó en el show de los Fundamentalistas del Aire Acondicionado

Es raro, y en algún punto es el recordatorio de cuánto se extrañan las ceremonias en …

Hoy, Experiencia Piazzola – Camino al Centenario en el Konex

El año que viene se conmemorará en el mundo el centenario del nacimiento de Astor Piazzolla, …

Dejanos tu comentario