Inicio / Basquet / ¿El juego de la Euroliga va camino a ser una NBA Europea?

¿El juego de la Euroliga va camino a ser una NBA Europea?

Existe una tendencia hacia el dinamismo del juego y el uno contra uno.

El baloncesto internacional está viviendo etapas de cambio, y fuera de la NBA es la Euroliga la que sirve de parámetro para enteder estas modificaciones, esos cabos sueltos que están tomando por asalto al planeta de la naranja. Ataques más versátiles dan lugar a opciones más inteligentes, capaces de adaptarse constantemente a lo que plantea la defensa. Es el cuento del gato y el ratón, en el que la ofensiva siempre está un paso por delante.

Las reglas evolucionan hacia el ataque, los especialistas ya comienzan a desaparecer y para llegar a jugar profesionalmente en el básquet moderno es necesario saber hacer de todo un poco. Desde lanzar de media y larga distancia, ocupar los espacios y moverse sin balón, hasta poder correr la cancha y defender en al menos dos posiciones, el paradigma está viviendo una época única en cuanto a fundamentos individuales en pos de la ofensiva.

Cuestión de puntos

Tal es así que en la mejor liga del mundo por fuera de la NBA, la Euroliga, los partidos están teniendo picos de puntos en cuanto a lo colectivo, pero también con respecto a lo individual. Desde 2000 a 2019, sólo diez jugadores habían logrado partidos de más de 39 puntos. Sin embargo, esta temporada ya consiguieron esa marca cuatro: Shane Larkin (49), Tyrece Rice (41), Nando DeColo (39) y Ioannis Papapetrou (39). Además, si bajamos un poco más las pretensiones, Tornike Shengelia y Mike James lograron 31 puntos esta temporada en sus enfrentamientos ante Maccabi y Fenerbahce.

A la hora de hablar colectivamente, el paralelismo entre distintas temporadas es notable. Por ejemplo, en la temporada 2000/01 los tres primeros equipos de la regular (Kinder Bologna, Tau Cerámica y PAF Bologna) tuvieron medias 84.50, 77.45 y 78.44 puntos cada uno respectivamente. Contrariamente, en la 2019/20, el trío que encabeza la tabla, Panathinaikos Anadolu Efes Istanbul y Maccabi, mantiene promedios de 89.33, 86.42 y 86.08 tantos.

En esa misma campaña (2000/01), Emanuel Ginóbili fue el segundo máximo anotador y en 22 juegos convirtió 334 unidades en total. A su vez, el goleador principal fue Gregor Fucka, quien logró 335 tantos en 17 encuentros. Por otro lado, esta temporada el que más puntos lleva anotados es Shane Larkin (244), que necesitó apenas de 11 partidos para lograrlo. El segundo es Nikola Mirotic con 232 en 12 partidos. Esto también es una muestra clara del volumen anotador individual de los jugadores.

Mejora en los lanzamientos

Siguiendo con la temporada 2000/01, sólo cinco equipos lanzaron más de 300 lanzamientos de tres puntos (AEK Athens, PAF Bologna, Tau Cerámica, Kinder Bologna y Benetton Basket) y apenas dos de ellos tuvieron porcentajes superiores al 35% (Benetton Basket y Kinder Bologna). En la 2019/20, la cosa no cambia demasiado en cuanto a tiros de larga distancia totales, ya que seis conjuntos intentaron más de 300 (CSKA Moscú, Real Madrid, ALBA Berlín, Khimki Moscú, Anadolu Efes Istanbul y Valencia). Sin embargo, en cuanto a porcentajes, todos ellos, salvo Valencia, superan el 35% de efectividad.

Individualmente hablando, los promedios también demuestran la evolución en el tiro, puesto que actualmente el tirador de mayor efectividad es Niels Giffey, quien posee un exorbitante 70.3%, seguido de Melih Mahmutoglu (57.14%) y Tyler Cavanaugh (57.14%). En la temporada 2000/01, Jorge Racca fue el mejor en el apartado con una media de 59.26%, mientras que lo secundó Antoine Rigaudeau (55.71%). Este último convirtió 39 de sus 70 intentos y necesitó de 20 partidos para lograrlo. Si tomamos por ejemplo a Shane Larkin, el base del Anadolu Efes Istanbul tiene apenas un triple anotado menos (38/71) en tan sólo 11 partidos disputados en la actual Euroliga.

¿Las defensas empeoraron?

Más bien los ataques mejoraron. Se pierden menos pelotas hay mayores recursos para llegar al aro o conseguir espacios aptos para tomar lanzamientos. Reglas como el paso cero, el step back o el euro step permiten a los jugadores contar con una infinidad de recursos para esquivar sus marcas.

Volviendo a las comparaciones, el apartado de pérdidas es fundamental para evaluar los rendimientos ofensivos colectivos e individuales. A pesar del aumento del ritmo de juego, los equipos se pasan mejor y cuidan en mayor proporción la naranja. Actualmente, Alba Berlín es el único conjunto de toda la Euroliga que tiene más de 14 pérdidas de promedio, cuando en la 2000/01 exactamente 15 equipos perdían más de 14 balones. El que más se equivocaba era Ovarense Aerosoles, quien tenía una media de 20.50 en sus diez partidos disputados.

Bienvenidos al futuro

La Euroliga está siendo el espejo del fenómeno que arrancó en la NBA hace un par de años. Los jugadores y equipos apuestan cada vez más al ritmo alto, las múltiples posesiones y los contragolpes. La técnica individual es el idioma principal y los fundamentos sus intérpretes. Los lanzamientos se convierten cada vez en mayor y mejor medida, y las pérdidas brillan por su llamativa ausencia.

Bienvenidos al básquet del futuro. Bah… del presente.

Ignacio Miranda/basquetplus.com

 

Compruebe también

Boston, con una segunda mitad de ensueño, ganó y alargó la serie

Boston tuvo su mejor juego de la serie y a base de defensa y contragolpes …

LNB: vuelta a los entrenamientos y burbujas confirmadas para el retorno

Los equipos que participan de la Liga Nacional de Básquetbol podrán retornar a los entrenamientos cumpliendo con los correspondientes protocolos, luego …

Dejanos tu comentario