Inicio / Futbol / El Ciclón dejó una buena imagen, pero el empate lo mandó a la Sudamericana

El Ciclón dejó una buena imagen, pero el empate lo mandó a la Sudamericana

San Lorenzo convirtió a Joao Paulo en la gran figura de la noche.

No hubo hazaña posible en Brasilia. El San Lorenzo de los milagros esta vez no apareció y el equipo de Diego Dabove, que hizo un muy buen partido, le dijo adiós a la Copa Libertadores al empatar con 2-2 con el Santos, que integrará el grupo C con Boca, Barcelona de Ecuador y The Strongest de Bolivia. El 1-3 en el Nuevo Gasómetro le había puesto las cosas muy difíciles a los de Boedo, que demostraron coraje y pudieron haber hecho más goles, aún tras la expulsión de Gabriel Rojas.

Ahora, jugará la Sudamericana: integra el grupo A con Rosario Central, Huachipato de Chile y12 de Octubre de Paraguay. El debut será el próximo miércoles de local ante los chilenos.

Jugó con la desesperación de un San Lorenzo impaciente, el equipo de Holan. Fue inteligente Santos para manejarse con tranquilidad y marcar el contraste con su rival, necesitado de recolectar los goles que no hizo en Buenos Aires. El local buscó neutralizar a los creadores del Ciclón, al mismo tiempo que dormir el ritmo del encuentro cuando tenía la pelota en su dominio.

Holan movió algunas fichas estratégicas. Armó un doble cinco con Alison y Felipe Jonatan para tapar a Juan Ramírez y a Oscar Romero, los volantes internos en el 4-3-3 que dibujó Dabove en el estadio Nacional Mané Garrincha. Y apostó a salir desde abajo para atraer la presión de los argentinos y así generar los espacios.

San Lorenzo estuvo preso de sus nervios. El último toque no estaba claro producto del apuro por convertir. Una buena construcción nació cuando se animó a adelantarse más en el césped: rompió Federico Gattoni, que metió un pase por el callejón interno para la subida de Gabriel Rojas; el lateral del golazo ante Platense mandó el centro y Franco Di Santo definió incómodo al lado del palo.

La segunda de riesgo fue un disparo de Oscar Romero desde afuera que se fue cerquita del ángulo superior derecho del arco defendido por Joao Paulo. Cuando empezó a sumar gente en ataque para definitivamente atosigar a Santos, el cuadro de Boedo se descuidó en el fondo. Y lo pagó a un precio elevado.

Un error en el medio dejó el campo libre para la intromisión de los brasileños, que se lanzaron a correr por el espacio descubierto de camisetas azulgrana (¿dónde estaba Diego Rodríguez?). Marcos Leonardo se la llevó por la izquierda ante la persecución de Gattoni y cuando parecía que se lo comía la línea de meta sacó un zurdazo sin ángulo que se escurrió por el descuidado primer palo de José Devecchi.

Santos se relajó con el 1-0. Habiendo estirado aún más la ventaja, aunque San Lorenzo igualmente haciendo tres goles forzaba los penales, perdió terreno y el balón quedó en las garras del Cuervo.

Empujados por la obligación, los visitantes sobrevolaron el área del Peixe y contabilizaron más chances: como el cabezazo de Donatti y la doble atajada de Joao Paulo, que primero sacó un remate de Ramírez y después le ahogó el grito a Uvita Fernández. El arquero le sacó otro tiro a Oscar ya en el complemento- y Uvita tuvo una nueva doble oportunidad tras un tiro de esquina.

El entusiasmo azul y rojo, que se mantenía en alza a pesar del resultado adverso, se desvaneció cuando se quedó con uno menos por la expulsión de Rojas al bajar a Marinho, que se iba derechito al gol.

Esa fue una roja a la esperanza de San Lorenzo. Santos construyó el tercero con la definición de Pará. Di Santo, de cabeza, y Ángel Romero nivelaron el marcador, pero la clasificación igual quedó muy lejos.

Clarín/Deportes

Compruebe también

Estudiantes-Independiente y Colón-Talleres arrancan los cuartos de final

La parte más emocionante del torneo, los cruces mano a mano a un solo partido, …

Vélez logró una victoria clave. Con un pie afuera: perdieron Lanús y Ñuls

Vélez logró una victoria clave ante Liga de Quito que le permite mantener sus chances …

Dejanos tu comentario