Inicio / Teatro/Cultura / El Ballet del Teatro Colón hasta el domingo en el gran coliseo porteño

El Ballet del Teatro Colón hasta el domingo en el gran coliseo porteño

La formación, dirigida por Paloma Herrera, continúa con la modalidad de obras breves.

El Ballet del Colón, que dirige Paloma Herrera, continúa una modalidad de programa mixto, es decir, un programa de tres obras relativamente breves y en general de estilos muy diferentes. Será el caso de esta “Noche clásica y contemporánea”, que incluye Allegro brillante de George Balanchine, Fancy Free de Jerome Robbins, y Clear de Stanton Welch.

Allegro Brillante fue estrenada originalmente en 1956 por el New York City Ballet, la compañía del propio Balanchine. Este gran coreógrafo del siglo XX utilizó como fuente el Concierto Nº 3 para piano de Chaikovsky, que junto a Igor Stravinsky fue uno de sus dos compositores favoritos. En la inmensa producción de Balanchine la inspiración puramente musical jugó un rol determinante; sus obras dramáticas o narrativas ocupan un lugar muy reducido en su repertorio. Trabajó con frecuencia sobre partituras de compositores clásicos, pero también sobre obras de músicos contemporáneos como Anton Webern e Iannis Xenakis. Pero Chaikovsky ocupó un lugar particular en las preferencias de Balanchine, un compositor tan admirado como amado.

Allegro brillante es una coreografía especialmente jubilosa, hecha con el vocabulario del ballet clásico, aunque “expandido”, y su rol principal fue concebido para Maria Tallchieff, una de las varias esposas de Balanchine.

Otra personalidad mayor del ballet del siglo XX es Jerome Robbins, que casualmente codirigió durante diez años con Balanchine el New York City Ballet. El Ballet del Colón estrena ahora Fancy Free, la primera obra creada por Robbins y estrenada en 1944 por una joven compañía que luego devino en el American Ballet Theatre. Robbins fue un coreógrafo extraordinario y sumamente exitoso, igualmente en el terreno de la danza de concierto que en el de la comedia musical de Broadway y el del cine. ¿O acaso alguien puede olvidar las danzas de West Side Story?

Fancy Free cuenta el encuentro en Nueva York de tres marineros con tres chicas seductoras. Hay en la obra tanto de la danza académica como del jazz y de ciertos bailes populares como la rumba. El programa de la “Noche clásica y contemporánea” se completa con Clear, el primer trabajo para el American Ballet Theatre del australiano Stanton Welch; fue estrenado en 2001 y, aunque carece de argumento, remite al atentado a las Torres Gemelas: “En momentos dramáticos -escribió Welch-, ¿qué le ocurre realmente a la gente? ¿Qué es lo más importante? ¿Qué es lo que se siente amenazado? Para mí es el amor y la familia”. Clear es una pieza para tres bailarines y una bailarina y fue creada sobre música de Bach.

                    Laura Falcoff/Clarín

Compruebe también

Vuelve un Astérix aggiornado y sin Albert Uderzo, su mítico creador

Vuelve Astérix, vuelve Obélix, vuelve Panorámix y se van de viaje pero nada será igual. …

Liliana Ruiz, sobre El Último Falcon sobre la Tierra y el nacimiento de Baltasara

El premio Fundación Medifé Filba a El último Falcon sobre la tierra, de Juan Ignacio …

Dejanos tu comentario