Inicio / Combate / Dionicius le ganó a Acuña. Noche de nocauts en el regreso del boxeo al Luna Park

Dionicius le ganó a Acuña. Noche de nocauts en el regreso del boxeo al Luna Park

La Gurisa marcó claras diferencias frente a la icónica Acuña.

El boxeo regresó al estadio Luna Park y se vivió una fiesta. Débora Dionicius se impuso sobre Marcela Acuña, por puntos, en fallo unánime, tras diez asaltos, y así conquistó el título mundial pluma interino de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en un duelo de reconocidas campeonas del mundo, y uno de los combates estelares de la velada desarrollada el sábado por la noche en el emblemático estadio porteño.

En un enfrentamiento técnico y estratégico, Dionicius (ahora 32-3, 6 KOS), ex campeona mundial supermosca FIB, se impuso con autoridad sobre Acuña (50-8-2, 20 KOs), que fuera campeona mundial supergallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), la OMB y FIB. Apegada siempre a su libreto, manejó la pelea desde la media y larga distancia producto de sus veloces desplazamientos laterales. Mientras dejaba en el aire los arrestos de la formoseña, contragolpeaba con punzantes jabs zurdos seguidos de ráfagas de ganchos al cuerpo y cruzados al rostro. Más allá de los intentos de “La Tigresa” con sus boleados y rectos, la diferencia de velocidad y soltura fue determinante. Los 33 años de Dionicius contra los 45 de la licencia número 1 del boxeo nacional se sentían. Pero sobre todo, la resolución en el ring. Con sapiencia, la entrerriana encontraba siempre los mejores ángulos. Así, iba sumando puntos que se traducían en rounds. Y con el paso de los minutos, las diferencias eran incuestionables. Por eso, al sonar la campana definitiva, no existían dudas de la definición.

Las tarjetas de los jueces marcaron diferencias incuestionables, al decretar: Jorge Gorini 97-93, Luis Doffi 97-93, y Jesuan Letizia 96-94, todas a favor de Dionicius.

El Rayo Aquino dio el gran batacazo de la noche porteña.

Fue la gran sorpresa de la noche. Con mucha decisión, Aquino (52,550 kg. y 9-4-1, 4 KOs), que llegaba en gran momento tras consagrarse monarca nacional gallo, exhibió mucha decisión para llevarse la mejor victoria de su carrera. Frente a un encumbrado como Muñoz (52,800 kg. y 12-1-0-1 sd, 5 KOs), N° 14 del ranking mundial supermosca FIB, además de monarca juvenil FIB de la división, fue siempre a buscarlo hasta que en el quinto episodio conectó una potente y precisa izquierda a la mandíbula, con que lo envió pesadamente a la lona, obligando al árbitro Lucas Katalinich a decretar el nocaut.

Luego de un inicio de estudio, con mejor precisión del invicto, Aquino reaccionó en el segundo round y lo sorprendió con un cross zurdo a la mejilla, pero luego Muñoz respondió de contragolpe con sus cruzados por adentro. Parado de contra, el apodado “Diamante” eludía los arrestos rivales y con su mayor alcance impactaba sus largas izquierdas y derechas arriba. Con corazón y de tanto avanzar, “El Rayo” acertaba boleados plenos que sorprendían el rostro del invicto.

Sin embargo, al comenzar el quinto, llegó la acción definitoria. Aquino lo fue a buscar, y con Muñoz sobre las cuerdas soltó primero su cross diestro que rozó el mentón, para luego descargar una potente izquierda cruzada acompañada por todo el peso de su cintura, con que envió pesadamente al invicto al suelo.

El invicto noqueador Braian Suárez destruyó al colombiano Juan Boada, por nocaut técnico en el tercer asalto, y así conquistó título latino mediopesado de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), que se encontraba vacante.

Todo fue de Suárez (78,150 kg. 16-0, 15 KOs) que boxeó con comodidad y desató su poderío cuanto quiso. Luego de estudiarlo levemente en el primero, el actual campeón argentino mediopesado, y que fuera doble monarca fedebol AMB, aceleró en el segundo. Sometió a Boada (79,300 kg. y 11-3, 5 KOs), con sus cruzados al rostro y ganchos al cuerpo. Pero habría más. Lo envió dos veces al suelo, y cada caída producto de dos ganchos zurdos, uno a las costillas y otro al hígado. Solo la campana salvaba al visitante. Por eso en el tercero, Suárez salió con todo y lo martirizó sobre las cuerdas con cross y uppercuts al mentón, sumados a ganchos a las costillas con que hacía tambalear al colombiano, por lo que su esquina arrojó la toalla, obligando al árbitro Gustavo Tomás a detener su sufrimiento.

MUY BUENA PRESENTACIÓN DE ALAN CHAVES

Más allá de los combates titulares, la jornada incluyó jóvenes figuras en pleno ascenso, y con marcada proyección. En categoría superligero, el invicto Alan Chaves (61,450 kg. y 5-0, 4 KOs) a Matías García (60,800 kg. y 5-2-2), por nocaut técnico en el segundo asalto, luego de enviarlo dos veces al suelo y que el árbitro detuviera las acciones.

Como fiel exponente de una gran dinastía de boxeadores en su familia, Chaves exhibió todo su talento desde la primera campana. Frente a un rival de respeto como García, lo redujo a la mínima expresión. Casi no falló envíos. Ya en el segundo round, con una precisa izquierda curva a la boca del estómago lo mandó duramente al suelo. Sin darle respiro, lo llevó contra las cuerdas donde combinó sus ganchos a las costillas y así volvió a mandarlo a la lona. Con todo a su favor, y más allá de un corte sobre su ceja derecha fruto de un choque de cabezas, el apodado “Veneno” lo sometió a gusto hasta que el árbitro Daniel Bogado decretó el final.

Boxeo de Primera/TyC Sports

Compruebe también

Victoria Bustos no podrá pelear con McCaskill el sábado próximo

Una nueva frustración llega para Victoria Bustos. La doble campeona mundial debía enfrentarse a la …

Sebastián Contursi y su óptica sobre Castaño-Charlo II

El manager de Brian Castaño aseguró que aún no hay nada oficial sobre la segunda …

Dejanos tu comentario