Inicio / Música / Descubriendo a Joni Mitchell, muy buenas reversiones-tributo de Laura Ros

Descubriendo a Joni Mitchell, muy buenas reversiones-tributo de Laura Ros

La cantante y compositora argentina tiene como referente a Mitchell.

Es conmovedoramente bella la versión que hace Laura Ros de “Little Green”, el tema que Joni Mitchell ofrendó a su hija en Blue. Tiene bastante de lo de aquella. Tono confesional, calidez, sutiles espasmos de melancolía, melodía hermosa, y una guitarra austera. Bastante, bastante, tiene. “Es muy fuerte contar en una canción sobre esa bebé que como madre no pudo criar, y tuvo que dar en adopción. Sobre todo, con una música de semejante altura emocional”, manifiesta la cantante e instrumentista argentina a PáginaI12. Le sobra autoridad para hacerlo, claro. “Buri”, como le dicen, le ha dedicado buena parte de los últimos tiempos a un camino que parece no tener fin y por eso pensó en gerundio para denominarlo.

“Descubriendo a Joni Mitchell” se llama de hecho el tributo que la cantante, compositora y guitarrista encaró para volver sobre las huellas de la canadiense. “Para mí Joni no es una referente para las mujeres, como dicen muchos… es una referente y punto, porque el nivel que ella logró con sus letras y músicas combinadas nadie lo logró nunca, ni lo volvió a hacer. Esto es algo que ya se ve en Blue, y que después sigue y queda para siempre. Pensar que este trabajo no fue muy bien recibido por algunos cuando se publicó, porque es un disco muy íntimo, un trabajo que desnuda cosas de una intimidad absoluta”, sostiene Ros, cuyo largo homenaje consta de presentaciones en vivo o por streaming, un viaje por ahora suspendido hacia las entrañas sonoras de Mitchell –Estados Unidos y Canadá— y arreglos sobre varias canciones. “Lo que hago es tocar los temas que ella compuso en guitarra con las afinaciones originales, y los que hizo en piano o dulcimer, las paso a guitarra con afinaciones alternativas… La amo, cantar sus canciones me hace feliz”.

 –Se cumplen cincuenta años de la publicación de Blue y, si bien tu trabajo sobre Mitchell no se agota en este disco, sí lo torna clave en medio de la totalidad. 

–Claro, porque Blue es el primer paso de ella hacia donde terminó yendo, que es la libertad más absoluta, lo descarnado. Además, tiene sus temas más emblemáticos. Si te los ponés a analizar uno por uno es claro descubrir por qué lo son.

–Difícil elegir entre tanta gema, ¿no? 

–(risas) Claro. Otra que me encanta es “A Case of You”, sobre todo por esa frase que todo el mundo cita siempre, cuando él le dice «soy tan constante como la estrella del norte», y ella le responde «tan constante como la estrella en la oscuridad… cuando me necesites voy a estar en el bar”, y no lo dice de canchera, sino haciéndole notar que lo espera en la luz, no en la oscuridad. Es una canción blanca, tan blanca como la Navidad que nombra.

La pareja de Federico Gil Solá, músico que le dio una enorme mano cuando le dio por indagar en el universo Mitchell, también rescata las estelas de Blue en un aspecto más general. “Otra arista que muestra el disco es el humor maravilloso de Joni, y también un sentido de la ironía total. Es más, empieza con un tema que es como el deseo de un amor que evidentemente no puede ser. Pero el deseo siempre es algo lindo, en el fondo… es cierto que a veces duele un poquito, pero es lindo. Y esa ironía de que un disco que se llama Blue, cuya tapa es una foto de ella en un azul de melancolía, empiece así es el primer chiste. Después, bueno, el piano, ¿no? En Blue, Joni empezó a mostrar que es una gran pianista. Dicen que empezó a tocar uno que había en la casa de Graham Nash, su pareja de entonces, y a los tres días estaba componiendo un disco con él. No sé. Para mí, esos juegos armónicos libres que desembocan en estados musicales inesperados propios de Blue, empiezan a mostrar lo que va a venir en ella… una enorme complejidad musical, y poética.

–Y en la forma de cantar…. 

–Sí, porque si bien conserva su voz soprano, a su vez empieza a mostrar colores oscuros, gracias al cigarrillo y a los dolores de la vida.

El sábado pasado, Ros hizo el último streaming del homenaje a Joni Mitchell y ahora se apresta a comenzar con las grabaciones del disco tributo. “No sé cómo voy a elegir el repertorio, porque tengo como cuarenta temas”, se ríe la cantnte. “Probablemente haga más de un volumen, y con un montón de invitados. Va a ser un disco súper lleno de talentos, que aman la obra de Joni”.

Cristian Vitale/Página 12

Compruebe también

El General Paz & La Triple Frontera sacará Paz y Armonía, su tercer disco

En la música de El General Paz & La Triple Frontera hay un pulso artístico que se …

Eva Sola y Nadia Szacheniuk lanzan Vidala en mi Zamba

Día de la pachamama en Floresta. Pre-escucha de un disco profundo, recorrido por antiquísimas sonoridades …

Dejanos tu comentario