Inicio / Polideportivo / Daniel Gutiérrez-Maximiliano Sánchez, los nro. 1 del Pádel, se presentan en la Rural

Daniel Gutiérrez-Maximiliano Sánchez, los nro. 1 del Pádel, se presentan en la Rural

La pareja argentina defenderá su título del Buenos Aires Pádel Masters.

Daniel Gutiérrez y Maximiliano Sánchez nacieron en San Luis, donde dieron los primeros pasos en el deporte al que hoy le dedican sus vidas. Comenzaron sus carreras cada uno por su lado y decidieron emigrar en la búsqueda de nuevos desafíos. Por separado, desembarcaron en España y durante un tiempo fueron rivales. Pero luego unieron fuerzas y llevaron la bandera argentina a lo más alto del circuito mundial de pádel. Es que los puntanos, que esta semana defenderán el título en el Buenos Aires Padel Masters que se jugará en La Rural, son desde septiembre la mejor pareja del mundo.

Protagonistas de historias similares, parecen destinados a hacer grandes cosas juntos. Gutiérrez tiene 34 años y nació en San Luis. Sánchez tiene 32 y nació en Villa Mercedes, a 90 kilómetros de la capital. Ambos comenzaron a jugar a sus padres y a sus hermanos en plena explosión de este deporte en la Argentina de los ‘90.

“Iba con mi paleta de un club a otro en San Luis. Hasta que arranqué en el circuito y gracias a que Gustavo Briner me dio una mano muy grande, pude empezar a competir más. En 2005/2006 fui el número uno de la Argentina y sentía que ya me quedaba un poco chico el circuito local”, le cuenta Gutiérrez a Clarín.

“Sabía que en España iba a tener la posibilidad de crecer mucho y desarrollar mi carrera. Fue difícil alejarme de mi familia, pero la decisión la tenía clarísima. Lo único que sé hacer es jugar al pádel y para vivir de esto me tenía que ir de Argentina”, confiesa quien está radicado desde hace un año y medio en Valladolid.

Su compañero recorrió un camino similar. “En Argentina, desde los 12 a los 18 jugué torneos provinciales, nacionales y hasta mundiales. La vida me cruzó con Dani varias veces. En 2004, a los 18, mi padre me dio la opción de elegir entre estudiar una carrera universitaria y probar con el pádel. Y yo tenía clarísimo lo que quería hacer”, rememora Sánchez.

“En ese momento, muchos jugadores argentinos se estaban yendo del país, porque el pádel profesional sufría mucho con la crisis. Entonces decidí irme a España, porque allí está el mejor circuito del mundo. Los primeros años fueron muy duros, pero sabía que en algún momento las cosas iban a mejorar”, cuenta Maxi, quien vive desde hace ocho años en Madrid.

Ambos se dedican tiempo completo al pádel, el segundo deporte más practicado en España. El calendario del circuito mundial tiene también fechas en Suecia, Portugal, México, Brasil, Argentina, Italia, Francia, Inglaterra y Bélgica.

“El tenis es nuestro espejo. En cuanto a organización, torneos, ranking y difusión, el ATP funciona muy bien porque tiene muchos años de historia. El pádel es todavía muy nuevo y tiene muchísimo que aprender. Ojalá algún día lleguemos al nivel del tenis”, se esperanza Gutiérrez.

Durante sus primeras temporadas en España, los argentinos compitieron con distintos compañeros y en 2013 se juntaron por primera vez y dieron un salto de calidad. Esa temporada sumaron dos títulos -entre ellos el Masters Final- y se transformaron en la tercera pareja del ranking. Sin embargo, a mediados de 2015 decidieron tomarse un descanso.

“Estábamos estancados, sentíamos que no podíamos dar un paso más y no lográbamos ganarles a los mejores. Nos separamos para seguir creciendo cada uno por su lado. En 2018, yo tenía las ideas más claras y lo vi a Maxi mucho más maduro. Le propuse juntarnos otra vez y acá estamos”, explica Gutiérrez.

Con ocho títulos, cuatro finales, el salto al número uno del mundo tras la coronación en el Masters de Portugal y el premio a la mejor pareja de la temporada, los puntanos disfrutaron en 2018 de su mejor año.

Para Sánchez, no es difícil encontrar las razones de tanto éxito. “Nos llevamos muy bien y trabajamos todo el tiempo juntos para sacar lo mejor de nosotros como pareja. Nos decimos todo lo que tenemos que decirnos para poder mejorar -reconoce-. Lo mejor es esa complicidad que compartimos, porque a Dani lo conozco desde que tiene 12 años”.

Maxi admite: “Ser el número uno de un deporte que elegiste y que amás es un sueño cumplido. Antes de este logro disfrutaba muchísimo. ¡Imaginate ahora! Es muy especial”. Y Daniel agrega: “Es muy lindo ver mi cara en el primer lugar del ranking, pero no me cambió la vida”.

En el arranque de 2019, los argentinos extendieron su gran momento. Ganaron el Masters de Marbella y los Abiertos de Logroño y de Vigo, y fueron finalistas en Jaén. Ahora buscarán defender en Buenos Aires el trofeo que ganaron el año pasado.

                      Luciana Aranguiz/Clarín

Compruebe también

La historia de Annet Negesa, discriminada y malograda por ser intersexual

Annet Negesa era la mejor atleta ugandesa y la joven mediofondista que enorgullecía a Africa. …

Pedro Bruno, presidente de ACLAV, nos cuenta la Liga que se viene

La temporada de la Liga de Vóleibol Argentina (LVA) está próxima a comenzar y en …

Dejanos tu comentario