Inicio / Música / Confirmado: Tom Jones y su Ages & Stages Tour llegarán a Buenos Aires

Confirmado: Tom Jones y su Ages & Stages Tour llegarán a Buenos Aires

El cantante galés de 83 años sigue girando por el mundo.

Tiene el rango de súper estrella. Todos reconocemos su voz de barítono, todos reconocemos su rostro. Es uno de los artistas más importantes de la música popular y vendió más de 100 millones de discos. Su relevancia está lejos de ser cuestionable. Casi 60 años de carrera lo ubican como un intérprete único que sigue teniendo, con 83 años, una voz que conmueve.

Precisamente, una voz muy poderosa que dejó a Elvis Presley y a Frank Sinatra asombrados. Tom Jones fue de los pocos artistas con las agallas suficientes para subir al escenario a cantar con Janis Joplin en los años ’60. Grabó con Stevie Wonder, Aretha Franklin y Dolly Parton, entre muchos otros.

La noticia es que Tom Jones regresa a la Argentina con su Ages & Stages Tour, para presentarse el 15 de abril de 2024, en el Movistar Arena. Un concierto en el recorrerá limpiamente sus 60 años de carrera. Las entradas salen a la venta este 5 de diciembre, a las 13 horas, en www.movistararena.com.ar.

En sus repertorios incluye sus primeros éxitos, canciones como It’s Not Inusual, It’s Magic, Help Yourself, Thunderball, What’s New Pussycat? y su famosísima Delilah junto con composiciones que mostraron ese espíritu renovador de sus últimos álbumes, como 24 Hours (2008), Praise & Blame (2010), Spirit In The Room (2012), Long Lost Suitcase (2015) y Surrounded By Time (2021), que llegó a los primeros puestos de ventas en el Reino Unido.

Tom Jones es un artista multipremiado que recibió el título de Caballero de la Corona Británica, en 2006.

“Obtener el título de caballero fue fantástico. Te mirás y te preguntas: ¿Soy digno de esto? Descubrí que ya no digo malas palabras como antes”, señaló en una entrevista.

Un artista que, a pesar de su extensa carrera, admite que sigue entregando todo de sí en cada concierto. “Cuando hago un show siento que me estoy entregando al público y los aplausos los vivo como si dijesen “Lo sabemos, lo entendemos, nos gusta”. Es muy tranquilizador”, contó Tom.

Thomas Jones Woodward nació el 7 de junio de 1940, en Treforest, Gales, en un hogar minero, principal actividad por aquella época en esa región. Su pasión por la música se despertó desde su infancia y además de cantar en fiestas familiares, formaba parte del coro de la escuela. Contrajo tuberculosis poco antes de su adolescencia y debió estar en reposo casi un año, donde se dedicó a escuchar música y dibujar.

Artistas como la cantante de gospel Mahalia Jackson y más adelante, Chuck Berry, Fats Domino y Elvis Presley fueron parte de sus influencias. Se casó a los dieciséis años con su novia del colegio, Linda Trenchard, y al poco tiempo tuvieron su hijo, Mark. Trabajó como obrero de la construcción y fue vendedor puerta a puerta.

En 1960 comienza a hacerse conocido en Gales del Sur por su gran voz, su sensualidad y su singular estilo. Fue cantante de los Tommy Scott and The Senators. En 1963 se mudó a Londres donde comienza su carrera, impulsada por su gran voz y un estilo de hard worker (duro trabajador), que contrastaba con los artistas de esa época en la capital inglesa.

En 1964 firma para Decca (la misma discográfica de los Rolling Stones) y saca un simple Chills and Fever sin mucha repercusión, pero su siguiente grabación It’s Not Unusual, en 1965, es un éxito y un año después gana el Grammy como artista revelación.

Jones se convierte rápidamente en un artista de una madurez que no tiene competencia en el contexto musical londinense, dominado por el hippismo y el flower power salvo, claro está, algunas excepciones.

Una de las historias más inusuales para aquellos tiempos llega como consecuencia de tener un público esencialmente femenino que comienza durante los conciertos a arrojarle su ropa interior, concretamente, las bombachas. Comenzó a ser llamado Panty Magnet (imán de bombachas).

En su autobiografía Over The Top and Back, Tom Jones cuenta cómo nació esta aventura: “Mi carrera tomó un rumbo imprevisto cuando las fans me empezaron a arrojar su ropa interior. Me llegaron a llamar Panty Magnet luego de que vieron a una mujer ofreciéndome su ropa interior en la mitad de un concierto. Ella se las quitó delante del escenario y yo atiné a decirle: ‘Cuidado, no te resfríes’”. Y termina la anécdota: «Me salió el tiro por la culata. Alguien lo escribió en el periódico y las chicas empezaron a traer sus bombachas en los bolsos, aunque otras también se las sacaban en el show. Me dije: ‘¿Qué hice, para que hablé?’”.

A mediados de los ‘70, su carrera perdió fuerza. Pero lejos de darse por vencido, Tom Jones volvió a los primeros lugares del show business, en los ‘90, esta vez con su hijo Mark, como manager y productor. Un par de años antes, en 1988, volvió a conseguir un hit con la versión de Kiss, la canción de Prince, que hizo junto al grupo Art of Noise.

Un aspecto que posibilitó estos sesenta años de carrera fue su rechazo a las drogas.

En su autobiografía cuenta: “Nunca me interesaron las drogas, me gusta tomar una copa porque me gustan las cosas que la acompañan, pubs, restaurantes, cenas. No se trata simplemente de sentarse en un rincón con una botella. Así es como parece ser el consumo de drogas: la gente va sola al baño para hacerlo”.

En cuanto a su vida personal, Tom Jones tuvo un solo matrimonio; como decíamos se casó en 1957 con Linda Trenchard y estuvieron unidos hasta la muerte de ella, en 2016, a causa de un cáncer. En 2009, el cantante abandonó la tintura para el pelo y hoy tiene el aspecto de un león albino. “Me veo más sexy sin tintura, era decadente seguir ocultando mi color de cabello”, comentó.

César Pradines/Clarín-Espectáculos

Compruebe también

Disponible el décimo disco solista de Mark Snopfler, con la calidad de siempre

Hay en la música, grosso modo, tres tipos de creadores. Unos que buscan siempre, mutan, despistan, zigzaguean …

Deslumbrante concierto de Hera Hyesang Park en el Colón

La soprano surcoreana Hera Hyesang Park se presentó como solista en el Teatro Colón, acompañada …

Dejanos tu comentario