Inicio / Futbol / Con un Messi estelar, Argentina le ganó con autoridad a Perú

Con un Messi estelar, Argentina le ganó con autoridad a Perú

Messi acaba de marcar su segundo gol y agradece la asistencia a Nicolás González.

El crack volvió a jugar un partido completo, marcó los dos goles para el 2-0 sobre Perú en Lima y así los campeones del mundo acumulan puntaje perfecto en este tramo del arranque de las Eliminatorias: 4 jugados, 4 ganados. Les lleva 5 puntos a sus escoltas. Si bien el equipo no alcanzó el brillo del partido anterior ante Paraguay, dominó con claridad, con el funcionamiento colectivo y la jerarquía de los últimos tiempos. Los próximos compromisos serán en un mes ante los rivales tradicionales de la región: el 16 de noviembre como local ante Uruguay y luego con Brasil en el Maracaná. Justamente anoche, Uruguay dio la nota con el 2-0 sobre Brasil y lo alcanzó en el segundo puesto.

“Este equipo se parece al Barcelona, que fue el mejor de la historia”

Una imagen se repitió en los dos días que estuvo la Selección en Lima: cientos de niños peruanos se acercaron hasta el hotel donde concentró la Scaloneta para poder quedarse con un pedacito de Lionel Messi. Genera magnetismo y amor en los más chicos el nacido en Rosario. Por eso en las tribunas del estadio Nacional se mezclaron un puñado de camisetas argentinas en la multitud blanca y roja. Y Leo explicó en el campo de juego el por qué de esa devoción planetaria para con él: marcó dos golazos y regaló un par de jugadas de crack para la victoria 2-0 de la Selección. Al cabo, los cerca de 45.000 que estuvieron en el estadio se fueron con la certeza de que vieron posiblemente al mejor futbolista de la historia. Y eso es un honor. Desde ahí entonces se entiende el “Messi/Messi/Messi” con el que despidió el estadio a Leo al finalizar la etapa inicial.

Tiene cosas locas el fútbol: Perú jugó a contragolpear y fue Argentina la que se anotó en el marcador tras una corrida. Ambos equipos se plantaron con un 4-4-2, aunque los locales se replegaron para jugar cerca de Gallese y salir en transiciones rápidas. Así, la Scaloneta manejó la pelota durante el 75 por ciento del tiempo y Perú aguantó. Y le costó al elenco de Scaloni entrar en sintonía fina y los locales se entusiasmaron con un par de salidas o con alguna pelota parada. Paolo Guerrero se aprovechó del único error de Cuti Romero en la etapa inicial y casi la clava en el ángulo. Argentina tenía el balón, pero no encontraba el pase final. Messi alternaba buenas y malas. Hasta que frotó la lámpara y el partido se terminó en ese instante.

¿Cómo fue el primer gol? Paolo entregó mal con Perú volcado al ataque -tal como exigió todo el público-, Julián descargó para Messi, Enzo Fernández estiró para Nicolás González, que se vistió de Jordi Alba y le cedió el gol a la Pulga. Iban 31 minutos.

Y el duelo se extinguió con el primer tanto porque a Perú se le apagó el fervor. Toda la presión que intentó meter con la localía quedó en silencio. Argentina, esta Argentina campeón del mundo, junta pases con una claridad y una velocidad sorprendente. No se puede entregar un pase a más velocidad de la que lo hacen Mac Allister, Fernández o Messi. Encima, Julián Álvarez cada vez tiene mejores controles y también cada vez corre más. El segundo de Messi fue similar al primero: Enzo mandó el centro atrás desde la izquierda y Leo la clavó abajo al primer palo (el anterior fue arriba y al segundo).

En el complemento nada cambió, más allá de las modificaciones de Juan Reynoso. Perú, al igual que la mayoría de las selecciones mundiales, es mucho menos que Argentina. Enzo Fernández siguió marcando el ritmo de juego y Messi en modo demoledor. Marcó el tercero, pero se lo anularon mediante el VAR por posición adelantada. Unos segundos después, Gallese le tapó otro tras una buena pared con Nicolás González.

El doblete lo ubica a Leo en la cima de los máximos artilleros de las Eliminatorias, con 31 gritos. Dejó atrás a su amigo Luis Suárez, que acumula 29 y que no es tenido en cuenta por Marcelo Bielsa.

El resto del tiempo, Argentina reguló. Tal vez tuvo piedad del rival y de los hinchas. Si el equipo aceleraba, la goleada era inevitable.

Sobre el final, un par de chicos burlaron la seguridad y llegaron hasta Messi, que incluso estuvo dispuesto a sacarse fotos en el medio del juego. Cosas de crack.

Así, sigue su camino de ensueño la Scaloneta. Y si es con un Messi estelar, mucho más lindo aún.

Maximiliano Uría/Clarín-Deportes

Compruebe también

Estudiantes quedó cerca de clasificar. Boca deberá ganarle al Tomba

Un grosero error, un blooper. Eso era lo que tenía que pasar para que Estudiantes …

River ganó bien, pero sufrió más de la cuenta para vencer a Nacional

Se abrazan con fuerza Paulo Díaz y Franco Armani cerca del arco que defendió el …

Dejanos tu comentario