Inicio / Futbol / Con la Juve buscando su 9° Scudetto consecutivo empieza el Calcio

Con la Juve buscando su 9° Scudetto consecutivo empieza el Calcio

Lautaro Martínez intentará tener más continuidad en el Inter.

Hasta la estruendosa irrupción del Real Madrid de Zinedine Zidane, tricampeón de Europa, el Milan había sido -en 1990- el último equipo en lograr dos títulos consecutivos en la Champions League. Eran días en los que jugar en el Calcio resultaba el mayor anhelo de casi cualquier futbolista. Era la auténtica élite. Sucedía ya desde la década anterior, aquellos ochentosos tiempos del Napoli de Maradona, del Milan de los holandeses (Van Basten, Gullit, Rijkaard), del Inter de los alemanes (Matthäus, Brehme, Klinsmann), de la Juventus de Platini, del fútbol más táctico y competitivo del mundo. De los referentes de distintos modos de ver el fútbol. De Arrigo Sacchi a Giovanni Trapattoni.

De aquellos esplendores, a nivel de clubes, la gloria se fue desvaneciendo entre espasmos gloriosos (el título en Alemania en 2006, la última Orejona del Milan en 2007 y el Inter pragmático de José Mourinho, campeón de Europa en 2010) y escándalos de corrupción vinculados al territorio de la pelota. Arreglos de partidos, apuestas clandestinas; árbitros, jugadores y dirigentes involucrados; hasta el descenso de la Juventus.

Desde esos escombros, el fútbol italiano busca recuperarse. Es una de sus particularidades, desde el fondo del mar, asoma, reaparece, se resignifica. Ahora tiene una figura visible y una apuesta vinculada a lo financiero y a lo económico. Se trata del crack portugués Cristiano Ronaldo, archirrival de Lionel Messi en el superclásico de las individuales de la última década, y a una apuesta enfocada en lo económico y en lo financiero. Ambas están vinculadas.

En la última semana de junio el Senado italiano aprobó el llamado ‘Decreto Crecimiento’, por el que tratará de frenar la fuga de talentos. En cuanto a los futbolistas, a partir de 2020 (fecha de entrada en vigencia) encontrarán en Italia “una fortaleza fiscal”, según señala el diario español El Economista. La principal de las novedades: la reducción del 50% al 30% de la base imponible fiscal a los futbolistas extranjeros que establezcan su residencia en Italia. Más: El porcentaje puede ser aún menor, del 10%, en las regiones del sur del país. En Nápoles, la tierra santa de Diego, ya lo celebran.

En cualquier caso, se trata de una tentación para las megafiguras que en los últimos tiempos no veían con agrado sumarse al fútbol italiano. Cristiano, en nombre de su desafío deportivo con la Juventus, abrió una puerta por la que -dicen- pueden ingresar desde Diego Costa, Andrés Iniesta y Neymar -ahora en la mira de la Juve, aunque no es fácil- hasta cualquier crack emergente. Por ahora, suena a exageración. El arribo de Franck Ribery a la Fiorentina resulta una señal. Se verá…

De todos modos, como en las grandes Ligas de Europa, existe una relación directa entre la capacidad de contratación y el lugar en la tabla. Juventus, el más poderoso desde lo económico, alcanzó en su última campaña el récord de ocho títulos sucesivos. Va por más. Sigue teniendo el plantel con mayor valor de mercado (864 millones de euros, de acuerdo al sitio especializado Transfermarkt). Eso sí, el estigma de la Champions lo persigue: ganó apenas dos de las nueve finales que disputó. A la Vecchia Signora -a su gente- no le alcanza con ser el rey de su territorio.

En términos económicos y de favortismos hay otros cinco equipos muy parejos por detrás. Se ubican: Napoli (620 millones), Inter (600), Milan (507), Roma (402) y Lazio (298). ¿Habrá espacio para la sorpresa o el zarpazo? Parece complicado. El Napoli de Carlo Ancelotti -equipo de juego agradable, colectivo- irá por otra revancha. El Inter -con la llegada de Romelu Lukaku como principal novedad- quiere deshacer sus traumas con goles. El Milan -sin estruendos, con la impronta de Gennaro Gattusoquiere recuperar la magia del Meazza. Los equipos romanos, en cualquier caso, buscarán lo mismo que en el último lustro: no quedarse afuera de Europa.

¿El resto? El deseo compartido de convertirse en revelación. Como Atalanta, que en su última campaña, en silencio, se subió al podio y se metió en la Champions.

De todos modos, más allá de los nombres de los equipos en cuestión, hay un deseo que involucra a todo el Calcio: volver a ser. Lo del último Repechaje fallido ante Suecia, en las Eliminatorias para Rusia 2018, estuvo a la altura de los peores fracasos. En el Mundial más reciente, por primera vez desde 1958, Italia no estuvo en la máxima cita. Los dueños de la tercera Liga de Europa -de acuerdo con el Coeficiente UEFA, detrás de España e Inglaterra-, no consiguieron el pasaporte. Ahora buscan resucitar. La Serie A, la de Cristiano y la reducción impositiva, es el punto de partida. O al menos eso es lo que parece.

                         Waldemar Iglesias/Clarín

Compruebe también

Noche de Copas: Libertadores para River, Racing. Sudamericana: Unión y Vélez

El fútbol está de luto, pero la pelota no dejó de rodar. Quizá haya sido …

Un virus intrahospitalario complica la salud de Alejandro Sabella

El ex entrenador de la Selección Argentina, Alejandro Sabella, de quien se esperaba su alta médica para …

Dejanos tu comentario