Inicio / Basquet / Comienza una nueva temporada de la NBA sin un «caballo del comisario»

Comienza una nueva temporada de la NBA sin un «caballo del comisario»

Kawhi Leonard, fundamental en el anillo de Toronto, jugará este año en los Clippers.

Otra vez sin argentinos, pero con varios focos atractivos que provocan una expectativa mayor que en temporadas anteriores, la NBA abrirá este martes su fase regular, con un panorama diferente al de las últimas campañas: lejos del favoritismo con el que partían los Golden State Warriors y su constelación de estrellas, ahora al menos una decena de equipos largan con aspiraciones de luchar por el título. A continuación, siete razones por las que no hay que perderse detalles del torneo.

Sin favoritos claros

Ni el campeón Toronto Raptors, ya sin Kawhi Leonard, ni el subcampeón Golden State Warriors pudieron mantener a sus principales estrellas, por lo que el abanico de candidatos al título está más abierto que nunca. El nivel de competitividad parece haber subido ya que equipos como Los Angeles Lakers, Los Angeles Clippers, Houston Rockets o Philadelphia 76ers se potenciaron mucho y otros como Milwaukee Bucks, Utah Jazz y Denver Nuggets sostuvieron los planteles con los que fueron grandes animadores la temporada pasada. De esa manera, cada noche habrá algún cruce entre potenciales favoritos, por lo que nadie podrá descuidarse si no quiere sufrir una sorpresa desagradable.

El clásico de Los Angeles

La ciudad californiana se convirtió en la vedette del mercado, con los pases más impactantes del verano norteamericano. A Los Clippers llegó Leonard, el jugador más valioso de las finales 2019 y principal factor del título de los Raptors. Junto a él llegó Paul George, otra estrella con plena vigencia, para potenciar a un plantel que tiene muy pocos puntos flacos. En la vereda de enfrente, Los Lakers sedujeron al ala pivot Anthony Davis para que conforme una de las duplas más determinantes de la competencia con LeBron James. Con esos nombres, cada partido será un choque de trenes y el primer capítulo de la renovada rivalidad será este martes, el mejor partido posible para la jornada inicial del torneo.

El fenómeno Zion Williamson

Hace muchos años que un novato no despierta tanto interés como el jugador de New Orleans Pelicans. Su potencia física y su capacidad de salto convierten al número uno del draft en el jugador a seguir, ya que los especialistas están convencidos de que tendrá un impacto inmediato en la Liga y durante la pretemporada exhibió sus credenciales. Además, la llegada de Lonzo Ball, un gran pasador, le cae perfecto a sus características de juego. Una lesión en la rodilla le impedirá debutar durante octubre por lo que habrá que aguardar para verlo en el terreno.

La reconstrucción de los Warriors

Después del dominio que ejerció en el último lustro, Golden State volvió a convertirse en un equipo terrenal con las salidas de Kevin Durant, André Iguodala y DeMarcus Cousins y la lesión de Klay Thompson. La apuesta del entrenador Steve Kerr es D’Angelo Russell, un base anotador que podría reemplazar Thompson como el nuevo «splash brother» de Stephen Curry. Con las ausencias, se espera también que el propio Curry asuma mayores responsabilidades ofensivas y aumente sus promedios de tiros por partidos. Sin dudas, el base es el principal candidato a goleador del torneo.

La conexión europea de Dallas

No serán candidatos, pero los Mavericks son garantía de entretenimiento de la manos de dos talentos europeos, Luca Doncic y Kristap Porzingis. El esloveno ex Real Madrid, ya consolidado después de su brillante temporada debut, asumirá el liderazgo del equipo y ya dio muestras de poder desequilibrar en base a sus múltiples recursos ofensivos. El letón, en tanto, tiene todo para ser su socio ideal, tras 20 meses sin jugar por una lesión. En la pretemporada, Porzingis promedió 16 puntos y 9,5 rebotes, números más que aceptables teniendo en cuenta su inactividad.

¿Dos pelotas en Houston?

Los Rockets juntaron a dos de los anotadores más feroces de la competencia, James Harden y Russell Westbrook. Sin embargo, la incógnita pasa por saber si la dupla se potenciará o si jugar juntos los limitará. A lo largo de sus carreras, los dos astros fueron acusados de individualistas y de estar más preocupados de sus estadísticas que de hacer ganar a sus equipos. Los dos aseguraron que a esta altura de su trayectoria lo único que les interesa es ganar un título, aunque habrá que ver si el ego de ambos les permite soñar con esa posibilidad.

El renacimiento en Brooklyn

Después de años de reconstrucción, Brooklyn Nets hizo una apuesta grande con las incorporaciones de Kyrie Irving y Kevin Durant, aunque el ex Golden State se sigue recuperando de la rotura del tendón de Aquiles que sufrió en las finales de la temporada pasada. Con una buena base y la suma de dos grandes estrellas, los Nets pueden ser un rival a tener muy en cuenta al final de la temporada.

Ariel Greco/Página 12

Compruebe también

Con un Jamal Murray de colección, Denver se puso 1-2 contra los Lakers

Denver había malogrado una ventaja de 20 puntos en el último cuarto, pero un buen …

Con un triple de Anthony Davis sobre la chicharra, los Lakers se pusieron 2-0

Un espectacular triple de Anthony Davis cuando se acababa el tiempo le permitió a Los Angeles Lakers …

Dejanos tu comentario