Inicio / Música / Botafogo y Bruce Ewan a todo blues en el Teatro Monteviejo

Botafogo y Bruce Ewan a todo blues en el Teatro Monteviejo

A partir de su muy buena relación elaboran un gran show blusero.

El dúo de guitarra y armónica, dos instrumentos clásicos del blues, le da forma a una de las tradiciones legendarias del género; sólo recordar los de Brownie McGhee con Sonny Terry, o más acá Buddy Guy con Junior Wells, alcanza para describir la riqueza de esta austera sociedad. En Buenos Aires, el guitarrista Miguel Botafogo y el armoniquista de Washington Bruce Ewan revivirán esa tradición en el Teatro Monteviejo, esta noche, a partir de su propia identidad musical.

“Si bien había tocado con armoniquistas, no lo había hecho en dúo. Siempre fue con banda, así que tuve que desarrollar nuevas formas de acompañamiento y hacerme de una buena provisión de bases rítmicas”, admite el guitarrista porteño, toda una leyenda dentro de la escena local. En tanto, Ewan agrega: “Uno de los aspectos más interesantes es que con Miguel podemos tocar blues del Delta o de Chicago porque los conoce bien a fondo. Es muy difícil poder tocar muy bien esos dos estilos tan diferentes. Así, podemos hacer algo a la manera de Muddy Waters, o también sonar como lo hacía Mississippi John Hurt”.

El músico argentino y su socio estadounidense se conocieron en 1995, durante unos conciertos que Ewan vino a dar a la ciudad y que terminó con un llamado a Botafogo con invitación incluida para tocar con él. “Recuerdo bien que me llamó a la mañana, se presentó, y me dijo que le gustaría reunirse, así que lo invité al concierto que hacía a la noche teloneando a Buddy Guy, en el Gran Rex. No lo conocía, nunca lo había escuchado y salió muy bien. Supe que había una química”, recuerda el guitarrista, mientras Ewan comenta que por aquellos años habían tocado también en un concierto de Ratones Paranoicos, en el Opera.

“Se creó una relación muy cálida, en la que nos alternamos como anfitriones. Miguel ya estuvo siete u ocho veces en los Estados Unidos, tocando. Hicimos, entre muchos otros, dos conciertos en diferentes épocas en el Kennedy Center, por ejemplo. Nuestro primer show juntos fue como teloneros del armoniquista Carey Bell. Fue ese compartir lo que nos permitió lograr estos climas”, explica Ewan.

El dúo tiene un sonido personal, en parte, por las diferentes aproximaciones hacia al blues que tiene cada uno, que hacen que por momentos parezcan dos voces viajando de manera paralela, interrumpidas por contrapuntos o diferentes figuras. Ewan es un espíritu abierto y suma a su música un tono latino que le da una cadencia interesante a la propuesta, cuyo repertorio está integrado por clásicos del género, mientras que Botafogo le suma blues nacional.

Slide Blues, El hombre suburbano, Todo el día me pregunto, Despiértate nena y Copado por el diablo, más un tema de Viejas Locas, Me gustas mucho, con guitarra dobro, entre otros, conforman el aporte musical local. Habrá también alguna rareza, como una versión del tema de Kenny Burrell, Chitlins con carne.

Respecto a las influencias, entre ambos aparecen cercanías y distancias. Mientras que para Botafogo, Freddie King, Muddy Waters, Peter Green y Pappo son algunos de sus guitarristas esenciales, Ewan tiene a Walter Horton y Little Walter como sus primeros maestros del instrumento. Sin embargo, su número uno es Hugo Díaz, a quien escuchó (en disco) después de que Toot Thielemans se lo recomendara. “Si vas a la Argentina, buscá los discos de ese artista”, le advirtió. Y así lo hizo.

Los encuentros, por supuesto, dejaron algunas anécdotas y recuerdos, como el de una mujer que tras un concierto en un parque de Washington se acercó a Botafogo para felicitarlo, sorprendida por “lo lindo que suenan los blues en español”. “Nunca lo hubiese imaginado”, confesó.

O el de la mañana de sábado en la que Ewan recibió un llamado de Pappo, que estaba en Washington, a quien invitó a tocar en un concierto al aire libre esa misma tarde, frente a un público al que dejó hipnotizado. “Las personas que van a esos conciertos son muy tranquilas, y no diría que participan mucho. Pero cuando terminó Pappo, la gente lo aplaudió de pie”, cuenta el armoniquista, mientras Botafogo asiente y sentencia: “Pappo tenía carisma, fuese donde fuese”.

Botafogo-Ewan se presentarán hoy, a las 21, en el Teatro Monteviejo, Lavalle 3177. Entradas desde $350.

Clarín/Espectáculos

Compruebe también

Springsteen: El Jefe habla de Letter to You, su nuevo disco

El maldito Covid-19 lo hizo. Gracias al (o por culpa del) virus que invade el …

Stevie Wonder lanzó dos nuevos temas, tras quince años sin discos

Junto con la confirmación de que finalmente había recibido un trasplante de riñón en diciembre …

Dejanos tu comentario