Inicio / Basquet / Bolmaro: «No pienso en el Draft, quiero ganarme un lugar en Barcelona»

Bolmaro: «No pienso en el Draft, quiero ganarme un lugar en Barcelona»

El argentino firmó por tres años con el equipo Culé.

Leandro Bolmaro es cordobés de Las Varillas, la misma ciudad donde nació Fabricio Oberto. Hace menos de tres años todavía estaba ahí, pero como si de golpe hubiese apretado el acelerador en el video de su vida, se fue a Bahía Basket, jugó la Liga de Desarrollo, unos pocos partidos de la Liga A, lo fichó el Barcelona, partió hacia Europa y el año pasado explotó cuando, por la lesión de varios bases, Pesic lo puso en ese puesto muchos minutos y tiró muestras de su enorme talento. Hace un par de semanas, extendió su contrato hasta el 2023, en dos meses se hará el draft de la NBA donde muchos lo ven en primera ronda y en julio del 2021 serán los Juegos de Tokio, donde nadie lo imagina ausente. Todo en 30 meses. Una locura. Mientras hace la pretemporada en Andorra, el pibe que en dos semanas cumple 20 años atendió a Básquet Plus.

-¿Dura la pretemporada?
. Sí, estamos haciendo doble turno. A la mañana gimnasio y entrenamientos individuales y a la tarde, colectivo. Terminamos fusilados.

– La temporada pasada fue un poco bisagra en tu carrera. Pasaste del Barcelona B al A para jugar bastante en acb y Euroliga, y cambiaste su status. Sospecho que este momento previo a la 2020/21 es el más importante de tu carrera. 
. Sí, el año pasado fue duro porque estaba entre el Barcelona B y el primer equipo, entonces se me hizo un poco complicado porque tenía todo diferente. Diferentes entrenadores, diferentes sistemas… al final me pude acostumbrar bien y buscaba dar el máximo en el equipo que me tocara. Este año, con el nuevo contrato para ser parte del primer equipo, estoy muy contento y muy agradecido con los directivos, los compañeros, los entrenadores, la afición, porque es una señal de confianza. Y ahora entrenándonos muy fuerte para llegar lo mejor posible al inicio de temporada.

– Es más importante esta pretemporada para vos que la del año pasado. 
. Sí, sí, obvio. Estoy haciéndola con el primer equipo pero eso no significa que vaya a jugar. Estoy trabajando duro para ganarme los minutos y poco a poco tener más espacio en el equipo.

– El año pasado hiciste la conversión grande con Pesic, un viejo lobo que sabe tratar a los jóvenes. Ahora llegó Jasikevicius, que es joven pero muy exigente también. ¿Notás ya los cambios de lo que va a ser tu año en cuanto a lo que te van a pedir y exigir?

. Lo que siempre exigen los entrenadores en Barcelona es que demos el máximo y dejemos todo en cada entrenamiento. Y después ser inteligentes, cada uno en su posición y desde su rol, pero siempre entregando el máximo. A mí si me toca ser base me piden que organice al equipo, que defienda, y si voy como escolta, aunque sea otro el rol, que siga con mi defensa, porque es mi fuerte. Todo dentro de una dinámica disciplinada.

– Recién me decías que el año pasado te costó un poco por el tema de los diferentes roles y sistemas en el B y el A. En el B nunca jugaste de base por ejemplo. 
. No, ahí siempre fui de escolta, muy pocas veces de base.

-¿Te resulta importante saber de qué vas a jugar o te da ahora mismo un poco igual de lo que te ponga Jasikevicius?
. Me gusta más de escolta, pero también me siento cómodo como base. El año pasado aprendí muchísimo y ahora puedo jugar en las dos posiciones sin problemas y me gustan los dos.

-¿Cómo se dio lo de la extensión de contrato? ¿Estaba pautado o se dio medio de golpe?
. No, lo hablamos antes de la fase final en Valencia. Me ofrecieron el contrato, me dijeron que lo piense y luego del torneo lo firmé. Era un paso importante porque pasaba a ser parte del primer equipo. Yo creo que fue por la temporada que hice el año pasado y por el esfuerzo que hago cada día. Voy dos horas antes, me quedo a tirar después y hago un sacrificio duro para estar mejor y estar al nivel.

-¿Te gusta mirar el juego, estudiar un poco las cosas que van cambiando? Ahora por ejemplo con la NBA, donde hay muchas cosas nuevas. 
. Sí, me gusta mirar. Me entretiene. No soy de mirar muchos partidos ahora porque estamos todo el día entrenándonos y terminamos muy cansados, y hace falta descansar. Pero cuando puedo miro. Me gusta porque cada vez veo que hay menos posiciones en el juego. Por ejemplo ves pívotes o aleros subiendo el balón. Jokic en la NBA, o Mirotic y Davies en nuestro equipo. Pueden hacerlo sin problemas.

– Te lo decía porque esta semana todo el mundo habla de Luka Doncic, que parece que tuviera 30 años y tiene solo uno más que vos (21), y que es un poco el símbolo de los cambios. Un base de 2 metros que defiende a un cuatro. O LeBron, un alero que organiza. O vos el año pasado de base. ¿De alguna manera lo que está cambiando el juego favorece a tipos como vos, por tu estilo y por tu físico?

. Para jugar en otra posición a mí de entrada me costó muchísimo. Los primeros partidos perdía 8 pelotas por partido, 7, hasta que poco a poco fui aprendiendo los secretos del puesto, mirando a otros bases como Thomas Heurtel, Spanoulis, Calathes, Pangos… Miré muchos videos de ellos para ver qué hacían. Y me costó, porque no me era fácil defender a un pequeño, por ejemplo. Pero aprendí mucho, porque además en mi equipo había tres jugadores muy buenos en el puesto como Heurtel, Pangos y Delaney. Ahora está Calathes también…trato de sacar provecho de todo eso.

– En dos años y medio, barra tres, pasaste de jugar en Las Varillas a la Liga de Desarrollo con Bahía Basket, a que te fiche el Barcelona, te ponga en la Euroliga en un momento impensado y estés candidateado a la primera ronda del draft de la NBA, más renovación hasta 2023 y Tokio como meta. ¿Te pudiste acomodar la cabeza con todo eso o vas rezagado?
. Pasó rápido, es cierto, pero ahora solo estoy enfocado en el Barcelona. Muy contento con el nuevo contrato, y con la idea de ganarme un espacio en el equipo y el respeto de los jugadores y del entrenador.

-¿Cuánto te ayudó el paso por Bahía?
. Mucho. Primero, porque fue el primer lugar al que fui cuando dejé mi casa en Las Varillas. Me costó adaptarme, pero me tocó un grupo donde aprendí mucho a ver cómo se entrenaban. Yo estaba con la Liga de Desarrollo y a veces subía para tener algunos minutos en la A, pero lo importante era ver cada día cómo se entrenaba, con Pepe Sánchez y Sepo Ginóbili. Y ahí fue donde me dí cuenta del sacrificio que había que hacer para llegar lejos. Yo hasta que fui a Bahía no puedo decir que entrenaba. Ahí y acá en Barcelona sí. Yo no entendía cómo podían entrenarse cinco horas a full.

-¿Sos consciente de que ahora sos parte importante de uno de los clubes más importantes del mundo?
. A veces me pongo a pensar y me parece increíble, pero a la hora de entrenarme no me doy cuenta. No le doy mucha importancia. Trato de vivir el presente, esforzarme cada día para ser mejor y disfrutar de poder entrenarme con los mejores jugadores de Europa. Tenemos un gran equipo y aprendo un montón. Me gusta mucho el club, la ciudad, la organización, la gente. Siempre está todo disponible.

-¿Tuviste la chance de cruzarte alguna vez con Messi?
. Jeje, ¿vos sabés que no? Justo antes de que empezara todo esto del coronavirus nos íbamos a juntar, pero después pasó lo que pasó y no se pudo dar.

– Hoy no es el mejor día para hablar de Messi. 
. Ojalá se quede. Yo creo que se va a quedar.

– Vos sos parte de la generación del 2000, que tiene para mi gusto un grupo de jugadores de lo más talentoso que se haya dado. Están vos, Fran Cáffaro, Juani Marcos, Giordano, Farabello, Juan Fernández, etc. Ahora la selección argentina está al mando de la camada previa, la de Facu, Lapro, Vildoza, Deck y demás. ¿Ustedes están hablando para ser parte, para empujar a la que está arriba, para competir?
. Sí, tenemos mucho hambre, y cada vez hay más chicos que se vienen para Europa. Están como vos decías Juani Marcos, Juan Fernández, que es un poco más chico, Farabello y Cáffaro en Estados Unidos, en universidades importantes. Creo que es un grupo que siempre da todo, siempre tratamos de representar a la Argentina de la mejor manera y poco a poco va a ir creciendo. Queremos competir y estar con ellos de la camada anteror, no hay que sacar a nadie.

– Habrás visto que no te jodí con la NBA, pero te hago dos preguntas al respecto. En dos meses es el draft, al que te presentaste voluntariamente. Podrías bajarte pero creo que no lo vas a hacer. Muchos te ponen en primera ronda. No te pongas el casete, ¿tenés muchas expectativas con lo que pase en el draft?
. La verdad es que con este contrato no pienso en el draft. Quiero ganarme espacio y jugar en este equipo. En Barcelona. Estoy muy cómodo y es el lugar que quiero. Y estoy convencido de que puedo ganarme esos minutos. Después lo que pase en el draft ya se verá. Por ahora quiero estar acá.

-¿Si te eligen en primera ronda no tenés pensado irte entonces ahora?
. (dudando) No, no.

– Vos sos de Las Varillas, misma ciudad de Oberto. ¿Tuviste alguna vez contacto con él para que te asesore?
. Sí, sí. Antes de irme a Bahía estaba entrenando con la selección de Córdoba y Fabri estaba ahí y charlamos. Todavía no tení elegido a qué club iba a ir. Él me dio muchos consejos, me dijo lo que podía pasar, me recomendó ir a Bahía, porque estaban Pepe, Montecchia y Sepo. Y de vez en cuando hablamos. Cuando me tocó acá no jugar me dijo que tuviera paciencia, que siguiera entrenando. Lo agradezco mucho el poder tener contacto con él.

– La última abarca varias cosas. ¿Te estás bancando bien toda esta incertidumbre a pocos días del inicio de la acb? Esta el tema de los Juegos, el tema del draft que incluso se puede postergar. ¿Tenés mucho lío en tu cabeza? Porque imagino que Tokio no te lo debés poder sacar de la mente.

. No, Tokio es como una motivación. Cada día me motivo con eso, con los Juegos Olímpicos y con ganarme un lugar en el Barcelona. No me taladra la cabeza. A lo mejor me pasaba antes, pero ahora no. Lo de la selección lo uso como motivación, porque ir a los Juegos con los mejores del mundo sería un sueño. Con lo de la incertidumbre con los torneos que hay sí, me preocupa, porque hasta que no empecemos no sabemos cómo va a ir evolucionando todo. Va a ser un año difícil, pero vamos a tratar de ganar todo lo que juguemos.

Fabián García/basquetplus.com

Compruebe también

Argentina superó ajustadamente 67-61 a Chile

Argentina enfrentaba a Chile en el último partido de la tercera fecha del Grupo A. …

Denver, el Madrid, Tokio: Campazzo viaja a la NBA y no se guarda nada

Aunque trata de demostrar tranquilidad, a Facu se lo nota ansioso. No es para menos, …

Dejanos tu comentario