Inicio / Futbol / Boca le ganó a Colón, se arrima a la punta y espera con confianza a River

Boca le ganó a Colón, se arrima a la punta y espera con confianza a River

Nicolás Orsini con la boca llena del gol que le dio la victoria al Xeneize.

El triunfo antes del Superclásico. El gol de Nicolás Orsini, para sacarse la mufa. Otro arco en cero, el tercero consecutivo y el cuarto en Brandsen 805, con Izquierdoz y Rojo afianzados. Con Pavón con la flechita para arriba y con una identidad que puede tener una tarde/noche más o menos buena, pero que no se resigna: el equipo de Sebastián Battaglia busca ser protagonista. A su manera, con Cardona a cuentagotas (y en slow motion) o con el pibe Aaron Molinas, decidido a encarar para adelante. Con el 1 a 0 frente a Colón descontó en la tabla de un torneo que ve muy lejos (está a 8 puntos del líder Talleres), en la tabla anual para el boleto a la Copa Libertadores (achicó distancias ante Independiente, Estudiantes y superó a Lanús) pero con un refuerzo en lo anímico para visitar a River, en Núñez, con otro semblante.

La primera etapa se jugó a buen ritmo. Con Boca volcado por el sector derecho con Pavón y Advíncula, pero con la decisión de explotar no solo la velocidad sino la conexión posible con Cardona, el único que desde la pausa en el ritmo pero ágil con la cabeza puso de cara al gol a su equipo. Es cierto: los dos remates de Pavón (uno al travesaño y el otro tapó Burian) los terminó encontrando por una presión alta del equipo. Pero fue el colombiano quien desde su pie derecho intentó conectar líneas del mediocampo que tuvieron a Almendra mucho más protagonista que Montes, otro de los pibes que apareció en el último tiempo.

Colón, algo más retrasado pero peligroso en cada envío rápido para Farías, también se aproximó. Aprovechó la siempre tentadora espalda de Fabra para las trepadas de Mura y de Bernardi. Aunque lo más cerca llegó con un tiro libre de Ferreira en el que Rossi ya había optado por el otro palo. ¿Los riesgos de Boca fueron por estar adelantado? Sí, porque desde que asumió Battaglia intentó presionar pasos más adelante desde que lo hacía con Russo. Pero con Cardona en el campo, y no con Briasco o Molinas, ese tipo de asfixia no fue tan constante. Entonces las líneas del mediocampo y la defensa quedaron muy separadas cuando Lértora, el motor del conjunto santafesino, giró desde el círculo central.

El gol de Nicolás Orsini, mucho más de un mediapunta que como centrodelantero, había tenido una decisión del DT de cambiar fichas para sacarlo del letargo al equipo. Es que Battaglia metió a Molinas – otra vez mejoró a Boca desde el ritmo ofensivo – y a Briasco para mutar del 4-3-1-2 a un 4-2-3-1 bien marcado. Pero con la ventaja, y con el rival decidido a ir por el empate, el entrenador local fue pragmático: metió a Pulpo González y sacó a Pavón (el mejor de la cancha) para volver a su fisonomía habitual. Pareció una decisión lógica pero apresurada. ¿Por qué no sostener esa idea mucho más minutos? No quiso especular de más Battaglia, aunque esa idea suya lo había puesto en ventaja en un juego que ya no tenía a Fabra como su pieza de sorpresa desde el lateral sino a Advíncula, con falencias defensivas pero creciendo en el ataque.

Relegó el terreno Boca. Creció Colón con esa modificación, aunque al peligro de Farías no siempre lo acompañaron Piovi, Leguizamón ni Formica. Así, el juego se diluyó entre la presión de Rolón para cortar en el medio, la búsqueda de Molinas con Briasco y los dientes apretados de los centrales. Es que el triunfo vale tres puntos. Pero a una semana del clásico, en el interior cotizan mucho más porque lo que se viene ahora es la gran prueba de fuego, el partido más esperado del año aunque el torneo de la Liga recién transite la mitad del camino.

Hay un buen Boca, un Boca renovado no sólo por el cambio de conducción y por el empuje anímico que dan los triunfos. Se ve, se nota, que hay ora intención, que el equipo cree, está convencido de que puede ganar. Y gana. Lo de ayer en la Bombonera se vio claramente. Nunca resignó Boca la posibilidad de ir a buscar ese gol que quebrara al campeón. Hay como una convicción renovada, una fe recuperada. Todo un mensaje para River.

Matías Bustos Milla/Clarín

Compruebe también

Comienza la fecha y Gago debuta como DT de Racing en Arroyito

La jornada sabatina en el fútbol argentino tendrá como su principal atractivo el debut de …

Fechas y horarios confirmados para enfrentar a Uruguay y Brasil

La Conmebol confirmó este viernes los horarios de la próxima doble fecha de Eliminatorias para …

Dejanos tu comentario