Inicio / Futbol / Boca le ganó a Barracas y se subió a la punta. Goleó River en Santa Fe

Boca le ganó a Barracas y se subió a la punta. Goleó River en Santa Fe

Zeballos y Villa anotaron en la victoria Xeneize.

Boca Juniors alcanzó transitoriamente la cima del campeonato de primer división de la Liga Profesional de Fútbol al vencer a Barracas Central, que actuó como local en una cancha de All Boys con deficiente estado de su campo de juego.

Boca y Barracas Central protagonizaron un primer tiempo parejo, en el que los primeros trataron de sacar ventajas a partir del desequilibrio que podría sacar Zeballos por derecha en el mano a mano con el lateral izquierdo local Calderara, y los locales también en los incisivos ataques del ex «xeneize» Mouche y Bandiera por los costados.

Pero para que esa paridad se rompiera hacía falta que apareciera el otro protagonista esencial del ataque boquense, Sebastián Villa, y el colombiano no estuvo muy participativo en los primeros 40 minutos.

Sin embargo, un minuto después Villa apareció por izquierda y en una de sus clásicas acciones regateó hacia el medio, y sacó un derechazo combado que se metió en el segundo palo detrás de la mano siniestra del arquero Rodrigo Saracho.

Pero ese golpe que parecía haberse producido en un momento clave se disipó rápidamente, ya que en el segundo minuto de descuento otorgado por el árbitro Patricio Loustau, éste permitió que se ejecutara un tiro de esquina para Barracas Central sobre la hora y la ejecución de Tapia terminó con el pequeño Bandiera (1,72 metros de altura) cabeceando en medio del área «xeneize» para concretar la igualdad.

La segunda etapa ya fue otra cosa, porque Boca salió decidido a imponer condiciones. Y así fue que poco antes del cuarto de hora justamente en una acción combinada el colombiano Fabra llegó con pelota dominada hasta el borde del área chica y en una jugada de «baby fútbol» entregó hacia el medio para que casi sobre la línea de sentencia Fernández marcara su primer gol desde que volvió a Boca.

Pero cuando inmediatamente Barracas Central iba a ir nuevamente por la paridad le llegó el golpe de gracia con la expulsión de su eje de la media cancha, el mencionado Glaby, y ya con un hombre menos fue demasiada ventaja para ir a pelearle a un equipo como Boca, que marcó el tercero a través de Zeballos.

Página 12/Deportes

Braian Romero volvió a convertir e inició el camino de la goleada riverplatense.

River volvió. En una fría tarde-noche santafesina, el equipo de Marcelo Gallardo se reencontró con los goles y con la victoria. Fue contundente, efectivo, letal. Goleó 5-1 a Unión y se recuperó tras un flojo comienzo de torneo.

La gran diferencia la hizo Julián Álvarez, una vez más. El joven maravilla convirtió dos goles, dio dos asistencias e inició la jugada del otro tanto. Los dos pases-gol fueron dos delicias. Una a Braian Romero y la otra, de emboquillada, a Enzo Fernández, en una jugada que fue una obra de arte ya que el mediocampista definió con el empeine del botín derecho para pasar la pelota por encima de Mele.

Para que Álvarez volviera a tener un partido estupendo, fue clave el cambio táctico de Gallardo. River jugar otra vez con dos delanteros. Como mejor le fue históricamente, no solo al club, sino también al Muñeco . Pero el técnico había apostado en el primer semestre a tener un solo atacante e incluso a veces que el “9” fuera el espacio, ya que en algunos partidos le pedía a Álvarez que saliera para dejar su lugar libre.

Se había empecinado Gallardo en jugar de esa manera aun cuando las cosas no le salían a su equipo. Hasta que vio que había que dar un golpe de timón y mostró su versatilidad. Modificó el esquema y retornó al 41-3-2. Con dos delanteros.

Así, Álvarez jugó más libre y más suelto. A tal punto que en muchos pasajes se tiró atrás y jugó como si fuera un “10”. Y desde ahí, detrás de Romero, se vistió de asistidor. Y cuando el ex Defensa había salido, se paró de nueve y fue goleador. Así, redondeó una actuación de diez.

La goleada de River se inició con una asistencia de Álvarez y con el grito de Romero, con el que el equipo de Gallardo cortó la sequía. Y, de paso, el propio delantero también le puso fin a una racha negativa en lo personal, ya que no convertía desde marzo.

De todos modos, hubo momentos en los que River sufrió en el 15 de Abril, un estadio bravo, en el que el conjunto de Núñez había perdido el primer partido oficial de este año. Es que Unión lo complicó por los laterales y con pelotas paradas. Pero, apareció Franco Armani y también tuvo algo de fortuna con alguna pelota que pegó en el travesaño.

Lo que sí recuperó River fue la presión. Sobre todo en el primer tiempo, en el que asfixió la salida de Unión y así logró hacerse rápido de la posesión de la pelota. Fue intenso y físico. Y cuando tuvo que meter, lo hizo. Eso sí, siguió padeciendo los pelotazos largos de su rival.

Con la ventaja conseguida, River no tuvo problemas para pararse unos metros más atrás en el segundo tiempo. Y si bien Unión le metió la pelota varias veces en su área, el gol de Enzo Fernández le dio tranquilidad. Y después llegó el primero de Álvarez. No lo inquietó el descuento de Peralta Bauer. Y después liquidó la historia con dos goles más, de Palavecino y de Julián. A pura contundencia. Así volvió River.

Maximiliano Benozzi/Clarín-Deportes

OTROS RESULTADOS

Tigre 0 – Banfield 1

Huracán 0 – Atlético Tucumán 0

Lanús 1 – Colón 0

Compruebe también

Ñuls arriesga la punta en La Plata, River recibe a Lanús y tres partidos más

Con cinco partidos continúa la jornada sabatina del fútbol argentino y se destacan el choque …

Unión le ganó a Boca, el Lobo amargó a Tevez y empate en el Sur

Así es el fútbol en la época del VAR: un tiempo puede durar una hora …

Dejanos tu comentario