Inicio / Futbol / Boca goleó en Santa Fe y ahora la presión la tiene River. Racing-Ñuls, draw

Boca goleó en Santa Fe y ahora la presión la tiene River. Racing-Ñuls, draw

Guillermo Pol Fernández abrió el camino de la contundente victoria Xeneize ante Colón.

¿Presión? ¿Qué es eso? Este Boca de Miguel Ángel Russo no sufre cuando juega con la obligación de ganar. Por el contrario, parece encenderse aun cuando el partido se le presenta complicado, por ejemplo por el combativo planteo que le propuso Colón.

La ilusión del xeneize no quedó enterrada en el Cementerio de los Elefantes: en 30 minutos del segundo tiempo, de los 10 a los 40, Boca convirtió cuatro tantos -el último, un golazo de tijera de Ábila- para alcanzar la cima, esperar a ver lo que hace hoy River ante Defensa y Justicia y al menos estirar la definición de la Superliga hasta la última fecha.

Diego Osella quedó en la cornisa en un Colón que se hunde en el descenso y que ya lleva nueve partidos sin ganar: siete derrotas y dos empates.

La superpoblación del mediocampo le dio resultado al entrenador local por un buen rato. Si el plan era reducirle todo espacio posible a Boca para que no pudiera explotar la velocidad de Villa y de Salvio y el juego de Guillermo Fernández y de Carlos Tevez, lo logró de manera perfecta durante los primeros 45 minutos. Boca no se encontró en el campo y careció de ingenio y de movilidad para hacer salir del eje a su disciplinado rival.

¿Por qué dejar a los centrales tan retrasados y hacer que Jorman Campuzano y hasta Pol Fernández bajaran hasta el propio campo cuando el otro equipo sólo propone a un delantero neto? No hay una respuesta coherente para lo que hacía Boca.

Colón, en su afán por mantener el orden, esperaba y retrocedía en un bloque homogéneo, mientras que Boca no tenía conexión entre sus líneas. Pol Fernández lució perdido por largos lapsos, a veces al lado de Campuzano, otras un tanto más adelantado. Nunca pudo ubicarse con comodidad a espaldas de Fritzler. La falta de espacios fue la culpable.

Los minutos se iban sin riesgo en el arco de Leonardo Burián. Claro, tampoco en el de Esteban Andrada. La soledad de Morelo nada aportaba. Apenas una maniobra individual de Fernando Zuqui por la izquierda, con caño incluido a Julio Buffarini, casi encuentra destino de red, pero el cabezazo de Morelo fue defectuoso.

En la jerarquía estuvo la diferencia principal. Sin juego y sin espacios, Boca tuvo claridad en las poquitas situaciones con las que contó, o mejor dicho, se fabricó. Sebastián Villa, más allá de no contar con metros para hacer su habitual recorrido, se las ingenió para apuntar hacia el arco local. Primero no estuvo fino. Y después reventó un palo. Y en la segunda aproximación de real peligro, ya en el inicio de la segunda parte, Boca desarticuló al fin el cerrojo de Colón. El centro de Frank Fabra desde la izquierda cayó sin dueño en el área. Y apareció Pol Fernández para reivindicarse de la opaca labor del tiempo inicial para definir sin dudas.

El gol dejó sin efecto el candado de Osella. Duró 55 minutos el hechizo defensivo de Colón. Obligado a salir a buscar la igualdad, el DT sacó a Marcelo Estigarribia, un volante, para meter a Lucas Viatri, un delantero para acompañar a Morelo y armar un 4-42. Los espacios, entonces, se hicieron presentes. Buffarini tuvo un par de trepadas interesantes por la derecha. Pero el que se aprovechó fue Sebastián Villa, ¿quién más?

Una corrida letal terminó de sentenciar la noche. Desde la línea media aceleró el colombiano, juntó adversarios, esperó y la abrió en el momento justo para un Toto Salvio que en soledad clavó el segundo. No hay dos sin tres, gritó Carlitos. Con un Colón totalmente desarticulado, desfigurado en comparación al del primer tiempo, Tevez puso el tercero cuando capturó el rebote después de un remate de Soldano.

La espectacular tijera de Ramón Ábila le puso el broche a la goleada de Boca, en una noche que terminó de manera impensada a como había comenzado y que lo dejó nuevamente en lo más alto al lado de River.

0 COLON: Burián; Vigo, Bianchi, Olivera, Delgado; Chancalay, Fritzler, Zuqui, Estigarribia; Esparza, Morelo. DT: Diego Osella.

4 BOCA: Andrada; Buffarini, Izquierdoz, Alonso, Fabra; Campuzano; Salvio, Pol Fernández, Villa; Tevez, Soldano. DT: Miguel Russo.

Estadio: Colón. Arbitro: Diego Abal. Goles: 55m P. Fernández (B), 72m Salvio (B), 80m Tevez. 86m Abila (B).  Cambios: 58m Abila por Soldano, 59m Viatri por Estigarribía (B), 70m L. M. Rodríguez por Chancalay (C), 74m Capaldo por Pol Fernández (B), 81m Lértora por Esparza (C), 83m Reynoso por Salvio (B).

Nahuel Lanzillotta/Clarín

Matías Zaracho supera a Santiago Gentiletti en el vibrante cotejo que jugaron la Academia y la Lepra.

Racing y Newell´s empataron anoche 1-1 en el Cilindro de Avellenada, en el partido que abrió la fecha 22 de la Superliga. La Academia se puso en ventaja con un tremendo remate de Miranda, a los 37 minutos de juego, y cuando parecía encaminado para el triunfo, de contra, a los 65, Newell’s lo igualó con muy buen tiro desde afuera del área de Palacios.

En el arranque del partido, el travesaño salvó a la Academia de una hermosa definición de Palacios, que se coló solito entre los defensores y sacó un disparo por encima del arquero Arias.

A Racing le costaba salir por la presión que ejercían los rosarinos. Por eso, promediando la primera parte, los locales no habían podido generar chances claras de gol. Los visitantes, en cambio, jugaban cerca del arco de la Academia. De hecho, Palacios, tras una buena escapada de Orihuela, tuvo otra buena oportunidad para abrir la cuenta pero esta vez no logró conectar bien la pelota ante la salida de Arias.

La suerte cambió para los dirigidos por Beccacece a los 37 minutos, cuando tras un centro por la derecha, Bíttolo no pudo despejar la pelota y a la carrera, con un violento remate desde la puerta del área, Miranda anotó el 1-0 para los locales.

Con el envión del gol, Racing se le fue a la carga a Newell’s y así Zaracho casi anota el segundo, aunque su remate fue al cuerpo del arquero Aguerre.

Newell’s volvió a presionar a Racing en la segunda parte y otra vez se fue sobre el arco de Arias. El arquero salvó, a los 60, a la Academia del empate ante un remate de Lema. Pero los dirigidos por Frank Kudelka no aflojaban y así, a los 65, encontraron la igualdad en una jugada de  contraataque que terminó con un tremendo remate de Palacios desde afuera del área.

Racing, que había arrancado bien la segunda parte, acusó golpe y recién reaccionó en el tramo final del partido, gracias al buen desempeño del ingresado Garré por la franja derecha. El propio Garré, con un zurdazo cruzado, estuvo cerca de anotar el segundo para la Academia.

Los últimos minutos fueron vertiginosos. Soto, a poco de ingresar, probó suerte de tiro libre pero Aguerre, atento, tapó el disparo; enseguida, otra vez de contra, Palacios volvió a quedar mano a mano con Arias pero esta vez su definición se fue apenas desviada. Pese que a que ambos equipos necesitaban ganar para ingresar a la zona de Copa Libertadores, debieron conformarse con un punto.

1 RACING: Arias; Pillud, Martinez, Sigali, Mena; M. Díaz; Montoya, Zaracho, Miranda, Rojas; López. DT: Sebastián Beccacece.

1 NEWELL’S: Aguerre; Orihuela, Lema, Gentiletti, Bíttolo; P. Pérez, J. Fernández, Rivero; Palacios, Leal, M. Rodríguez. DT: Frank Kudelka.

Estadio: Racing. Árbitro: Facundo Tello. Goles: 27m Miranda (R); 65m Palacios (N). Cambios: 58m Cvitanich por Rojas (R), 69m D. Rodríguez por P. Pérez (N), 76m Garré por Montoya (R), 84m Soto por Pillud (R), 90m Salinas por Palacios (N).

Página 12/Deportes

Compruebe también

Vélez (Libertadores) más Lanús y Newells (Sudamericana) obligados a ganar

Vélez recibirá a Liga de Quito en un partido clave para quedarse en los puestos …

River rescató un punto en Barranquilla. Argentinos perdió y Defensa empató

Tuvo que mandar a la cancha a los titulares Marcelo Gallardo para que River cambiara …

Dejanos tu comentario