Inicio / Futbol / Boca clasificó con una goleada a The Strongest. Perdió Argentinos

Boca clasificó con una goleada a The Strongest. Perdió Argentinos

Emanuel Villa sale festejando su anotación, la segunda en la abultada victoria xeneize.

Y Boca está en octavos, como se había propuesto desde que comenzó la temporada. Alimentando el sueño de la séptima, la obsesión que persigue hace 14 años. No necesitó una actuación deslumbrante para golear a The Strongest, un rival que no tuvo equivalencias. Y ahora apuesta todo a la Copa local, un objetivo secundario que, de todos modos, lo pondrá ante el desafío de un clásico muy bravo, el lunes contra Racing en el estadio Bicentenario de San Juan.

Dos golazos, uno en cada extremo del primer tiempo, le alcanzaron a Boca para mostrar su superioridad ante los bolivianos. Primero, ese derechazo de Agustín Almendra, un bombazo que se clavó lejos del alcance de Daniel Vaca y llegó después de un error de Gabriel Valverde, que le regaló la pelota a Frank Fabra. Después, una gran culminación del tridente colombiano.

Se le abrió rápido el partido al equipo de Miguel Angel Russo, quien decidió cambiar el esquema para enfrentar a The Strongest. Rescató la línea de tres en el fondo, con Lisandro López de líbero y los Carlos (Zambrano e Izquierdoz) de stoppers y lanzó a los laterales-volante, Nicolás Capaldo por la derecha y Fabra por la izquierda. Este movimiento de piezas le permitió mayor soltura a Alan Varela, pero fundamentalmente, a Almendra y Edwin Cardona.

Esta vez, Boca no fue un equipo tan directo, que suele pararse de contra, corta y sale rápido. Sin ir más lejos, anoche no estuvo Cristian Pavón desde el arranque. El 4-3-3 mutó en un 35-2 en el que no sólo se sintieron más cómodos los volantes; también, Carlos Tevez, que no necesitó ser una referencia en el área de Vaca porque retrocedió para participar del circuito de juego y tuvieron llegada los laterales, rompiendo por afuera o cerrándose -como hizo Fabra- para el despegue de Sebastián Villa.

Fabra tuvo una gran primera etapa porque encontró campo abierto para arrancar desde el medio. Y el dominio fue absoluto, si hasta ganó el duelo de la posesión (66%) frente a un adversario sin jerarquía.

The Strongest apenas inquietó con alguna aproximación de Saúl Torres, la movilidad del brasileño Willie Barbosa o la amenazante presencia del panameño Blackburn. Casi lo empata en un tiro de esquina, pero el asistente chileno observó la posición adelantada de Barbosa. Estuvo acertado el colaborador de Roberto Tobar, luego lesionado y sustituido por el cuarto árbitro, Nicolás Gamboa.

Ya no estaba Almendra por una lesión, aunque Russo decidió una variante diferente. El reemplazante del pibe de 21 años fue Jorman Campuzano , un volante más posicional, parecido a Varela. Y llegó el gol de Villa. Capaldo arrancó por la derecha, jugó al medio para Tevez, Carlitos tocó para Cardona y el enganche la pinchó. Picó Fabra al vacío y asistió a Villa, que arremetió y marcó el segundo.

En el complemento, Boca no tuvo inconvenientes para imponer condiciones. Los bolivianos nunca generaron problemas en las inmediaciones de Esteban Andrada. De hecho, no le patearon una sola vez al arco. Y The Strongest jugó tan mal que hasta

se hizo un gol en su propio arco. Capaldo habilitó a Villa, el colombiano se sacó de encima y Valverde, en su afán por cortar el pase para Tevez, derrotó a Vaca. Fue una noche negra del zaguero central nacido hace 30 años en Santa Cruz de la Sierra.

Después, Boca se dedicó a regular y Russo empezó a hacer cambios pensando en Racing. Salieron Cardona, Tevez, Villa y Capaldo; entraron Gonzalo Maroni, el juvenil Luis Vázquez, Pavón y Julio Buffarini. Movió la pelota, pero no fue profundo. Y como The Strongest no lograba recuperar la pelota ni meter una contra, el partido se hizo indigerible.

Boca se metió entre los 16 mejores equipos de América. Por historia es un gran candidato. Eso sí, tendrá margen para mejorar si se cumple la promesa de Juan Román Riquelme: refuerzos de calidad para el segundo semestre.

Daniel Avellaneda/Clarín

EL BICHO CAYÓ EN MONTEVIDEO

Argentinos Juniors cerró ante Nacional, eliminado de la Copa Libertadores, su gran campaña que lo colocó como primero del Grupo F del certamen escoltado por la Universidad Católica de Chile. Para el Bicho fue derrota por 2 a 0 en el Gran Parque Central de Montevideo, que no le alcanzó al conjunto uruguayo más que para pasar a la fase de playoffs de la Copa Sudamericana como tercero de la zona. El técnico Gabriel Milito decidió una formación alternativa en este último encuentro de la temporada para darle rodaje a algunas jugadores que habitualmente salen como suplentes, aunque no les falte participación en el equipo. Por ejemplo, Emanuel Herrera, de buenas performances en los últimos encuentros, fue titular en lugar del goleador Gabriel Ávalos, como para mencionar una de las variantes más importantes, que el técnico argentino pudo practicar justamente por tener el primer puesto de la zona asegurado.

Y de hecho hasta este miércoles Argentinos y Racing Club fueron los únicos dos equipos nacionales clasificados primeros en sus respectivas zonas. Claro que la representación argentina en esta fase de grupos fue más que meritoria, puesto que los seis participantes se clasificaron a los octavos de final (lo mismo aconteció en 2018, con cinco segundos y un primero). Además de los dos mencionados, Boca, River y Defensa y Justicia lo hicieron como segundos y este jueves Vélez Sarsfield debe dirimir con Flamengo, en el estadio Maracaná, la primera posición del Grupo G.

Pero si Argentinos Juniors no tenía necesidades a la hora de visitar el Gran Parque Central, su dueño, Nacional, sí llegaba con todas las urgencias habidas y por haber, puesto que no solamente debía ganar, sino que además era imprescindible que Universidad Católica no hiciera lo propio con Atlético Nacional, de Colombia, en Chile. Y Nacional cumplió con su parte, algo que no había realizado en compromisos anteriores, pero como la U Católica también se impuso por 2 a 0 a los de Medellín, con goles del argentino Luciano Aued a los 9 minutos del primer tiempo y Diego Valencia a los 34 del segundo, para meterse en octavos como segundo del grupo.

Por eso los goles registrados en el segundo tiempo del también argentino Gonzalo Bergessío y de la joyita que tiene Nacional, el joven Brian Ocampo (21 años), solamente le sirvieron a los tricolores montevideanos para terminar como terceros de la zona y al menos clasificarse a los octavos de final de la Copa Sudamericana. De esta manera, Argentinos Juniors terminó arriba con 12 puntos, seguido por la Universidad Católica con 9, Nacional con 8 y Atlético Nacional, eliminado de todas las competiciones, con 5.

Infobae/Deportes

Compruebe también

Sudam: Boca visita a Independiente del Valle. Ganó Rosario Central

Exceso de morbo tendrá la presentación de Boca este miércoles por la noche en la …

Messi con los ligamentos del tobillo comprometidos. Un mes sin jugar

El capitán de la Selección, Lionel Messi, sufrió una lesión ligamentaria en su tobillo derecho en …

Dejanos tu comentario