Inicio / Música / A casi 50 años de Abbey Road, la reunión que podría haber marcado la continuidad de The Beatles

A casi 50 años de Abbey Road, la reunión que podría haber marcado la continuidad de The Beatles

La mítica foto de portada del disco que marcó la disolución de la banda.

El próximo 26 de septiembre se cumplirán 50 años de la publicación de Abbey Road, el disco que reunió por última vez en un estudio a John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr, antes de separarse. Una historia que parece haber sido contada de manera incompleta durante todos estos años.

Es que, según acaba de revelar Mark Lewisohn -un experto en la historia de la banda- a The Guardian, las cosas ocurrieron de un modo algo diferente, de acuerdo a lo que surge de una grabación recientemente dada a conocer, que revela la intención de al menos tres de los músicos de avanzar con sus planes de un nuevo disco. Lewisohn sostiene que se trata de una revelación, porque “en esta cinta, el terceto, sin Ringo, habla de un plan para hacer otro álbum, y quizás un single para sacarlo a tiempo antes de Navidad”. Y no era un boicot contra Ringo, sino que ese día (8 de septiembre de 1969) el batero estaba sometiéndose a un chequeo médico por un dolor intestinal. Por eso, Lennon sacó una grabadora: “Ringo, no podés estar aquí, pero aquí está esto, de modo que puedas escuchar lo que estamos discutiendo”, dijo John apenas oprimió el botón de grabación.

“Los libros siempre nos habían dicho que Abbey Road iba a ser, a priori, su último álbum, y que querían terminar ahí. Pero no, ellos estaban discutiendo el próximo álbum. Y si creíamos que John era el que quería la separación, cuando escuchas esto, te das cuenta de que no lo es. ¿No reescribe casi todo lo que creíamos saber?”, cuenta y se pregunta Lewisohn. Durante la conversación, es el propio Lennon quien sugiere la fórmula para nutrir de canciones al que sería el siguiente álbum del cuarteto: cuatro canciones de Paul, otras cuatro de George, cuatro suyas y dos de Ringo, en caso de que él así lo quiesiera. De ese modo, la dupla compositiva Lennon-McCartney habría llegado a su fin.

La respuesta de Macca, en un tono cargado de ironía, apunta entonces al “ascenso” en la consideración del aporte de Harrison, a punto de equipararlos con él y con su socio creativo de siempre. “Hasta este álbum pensé que las canciones de George no eran tan buenas”, dispara. Y el guitarrista suma su voz: “Eso es cuestión de gustos. A lo largo del tiempo, a la gente le gustaron mis canciones”.

Inmediatamente John reacciona diciéndole a Paul que nadie intentó sacar de Abbey Road su Maxwell’s Silver Hammer, y que podría ser una buena idea que las canciones de ese tipo se las diera a los artistas exteriores en los que tenía algún interés, como Mary Hopkin. “Lo grabé porque me gustó”, cierra, lacónico, Paul.

La grabación rescatada será parte del material que le dará contenido a Hornsey Road, un espectáculo que prepara Lewinson para presentar en Londres desde el 22 de septiembre, en el que repasa las “sorpresas y maravillas” del último álbum del cuarteto.

                    Clarín/Espectáculos

 

Compruebe también

Chifladas Tango hablan sobre Desborde, su segundo disco

Chifladas Tango celebra su décimo aniversario de trabajo conjunto con el lanzamiento de Desborde, su segundo disco. …

La historia de September, el simple de Zucchero-Sting

Una oda al deseo de regreso a la vieja normalidad. Una sociedad británicoitaliana que ya …

Dejanos tu comentario