Inicio / Tenis / Marco Trungelliti: «Es penoso que la ATP no se ocupe de nosotros»

Marco Trungelliti: «Es penoso que la ATP no se ocupe de nosotros»

El argentino contó la difícil situación que atraviesan los tenistas que están más allá del puesto 100 del ranking.

Marco Trungelliti cumple el aislamiento obligatorio por el coronavirus con su mujer en su hogar de El Serrat, una villa de montaña de Andorra. A sus 30 años, el 231° del ranking de la ATP, que llegó a estar 112° en 2019, fue quien destapó una red de apuestas en el tenis, que derivó en sanciones a varios jugadores -algunos argentinos-, lo que le valió la crítica de colegas y el respaldo de algunas estrellas.

El santiagueño charló con la agencia EFE sobre la crisis sanitaria, el futuro de su deporte, los coletazos de las apuestas y la manera en que la ATP debería ayudar a los tenistas que están lejos de los ingresos económicos de las grandes estrellas.

-¿Cómo lleva estos días de confinamiento?

-Me lo tomé con mucha tranquilidad. Más que nada, porque hay muchas cosas que escapan de nuestras posibilidades. Toca cumplir con las responsabilidades de ciudadano y aprovecho para cuidarme mucho. No hago ninguna estupidez con el tema del coronavirus, porque no tengo ningún tipo de ganas de tener ese riesgo. Uso el tiempo para hacer ejercicios y tratarme las lesiones que arrastraba. También leo mucho y tomo clases de catalán e italiano. -¿Cuándo cree que volverá el tenis? -Se me hace muy difícil ver que hasta el año que viene no volvamos a jugar, pero para este año lo veo imposible, porque todo el mundo tiene que estar sano y esto por desgracia no va a pasar. Por tanto, durante este 2020 no pasará absolutamente nada con el tenis. Lo único malo es que hay mucha gente que vive de este deporte y no sólo jugadores que hemos dejado de producir. Todo el equipo de trabajo que está detrás deja de cobrar. Los organismos del tenis son penosos. Es pobre la manera en la que manejan la situación. Todo el sistema está bastante flojo y no tienen en cuenta a los entrenadores ni a los preparadores físicos.

-¿A nivel económico tiene incertidumbre?

-Los tenistas profesionales no tenemos sueldo fijo. En el momento que dejamos de jugar, dejamos de producir. Gastamos mucho cuando viajamos y aquí es verdad que esa parte la ahorramos, pero la posibilidad de ganar dinero en los torneos no existe. Puedo decir que me mantiene mi mujer y esto es una cuestión más del sistema del tenis profesional, que es un desastre. Es verdad que estuve 112° del mundo en 2019 y la gente debe pensar que tengo la vida solucionada, pero la verdad es que soy un ser humano más.

-Como dicen los argentinos, ¿le da “bronca” que la ATP no ayude a los tenistas profesionales que no están en el Top 10?

-Sí. Es penoso lo que está pasando. En el tenis, cada vez que bajás más de ranking es peor. Es evidente, pero el que está 120 del mundo tiene problemas para llegar a fin de mes. Es una realidad. No vendemos humo y es así. De momento, hay mucho enfado entre jugadores y entrenadores por la falta de apoyo. En el tenis no hay información y no tenés ayuda económica ni mental. La falta de comunicación es terrorífica. Naturalmente, los top del deporte sí que tienen respuesta, pero estos son otra historia. Estamos hablando que los jugadores que están en el Top 100 tienen que crear un fondo para ayudar a los que están fuera de ese Top 100. No es la ATP que se está encargando de esto, sino los mismos jugadores.

-¿Ha calculado las perdidas económicas generadas por esta situación?

-Lo nuestro está directamente relacionado por los partidos que ganes y es muy difícil de calcular, pero jugando Grand Slams y las respectivas clasificaciones ya ganás una buena cantidad. El dinero está mal distribuido. Yo no estoy gastando en entrenadores ni en viajes. Por tanto, mucho dinero de la base dejé de gastarlo y se va compensando. Lo feo es no competir y yo no estoy trabajando. Soy mi propio jefe y no poder trabajar es extraño. De momento, me frustra más como lo está gestionando la ATP. ¿Cómo voy a pensar yo en volver a jugar a tenis? Me parece irrisorio y no tendría sentido. Toca agradecer a todos los médicos su labor, ya que de repente todos nos hemos acordado de ellos.

Clarín/Deportes

Compruebe también

David Nalbandian volvió al tenis. Será el coach del serbio Miomir Kecmanovic

Después de bajarle el telón a su carrera como jugador, a fines de 2013, David …

Djokovic campeón por 9º vez en Australia. Contundente triunfo sobre Medvedev

Novak Djokovic demostró una vez más por qué es el mejor de todos los tiempos en …

Dejanos tu comentario