Inicio / Basquet / San Lorenzo lo hizo. Jugó en USA frente a un rival NBA.

San Lorenzo lo hizo. Jugó en USA frente a un rival NBA.

El Ciclón se dio el gusto de jugar con una franquicia de la NBA.

El resultado será anecdótico. Pero la planilla quedará ahí para siempre. Por primera vez en la historia, San Lorenzo se midió con un rival de la NBA en Estados Unidos. Como en 2016, ante Toronto, pero esta vez en el suelo de los dueños del básquetbol mundial. Fue 120-89 para los locales, pero la satisfacción fue toda azulgrana en particular y del básquet argentino en general. Fue ver otra vez a la Liga Nacional cara a cara con los mejores del mundo.

A diferencia de lo que había ocurrido con los Raptors hace tres años, esta vez los Cavaliers pusieron lo mejor de su plantel. Y quedó demostrado que, si bien se trata de uno de los equipos norteamericanos que más flojo rendimiento tuvo en la última temporada, hay diferencias insalvables. Claro: San Lorenzo es el tetracampeón argentino, pero está claro que los mejores del país juegan puertas afuera y, entonces, mano a mano con un conjunto estadounidense, por más bueno que sea el club de Boedo en la competencia doméstica, no hay equivalencias con los atléticos NBA.

Por eso cobra mayor valor ese primer cuarto del que el Ciclón podrá presumir para siempre. Porque lo ganó 24-21 con una defensa fuerte, intensa, incansable, que forzó malos lanzamientos y desniveló con buenos lanzamientos a distancia, las penetraciones de Dar Tucker (el más “NBA” del equipo argentino) y la presencia de Esteban Batista en la pintura. No por nada, el uruguayo es el único del club azulgrana que pasó por la NBA alguna vez.

En cuanto pudieron hacer la diferencia con la condición física, los Cavaliers sentenciaron el partido, lo que sucedió ya en el segundo cuarto. Sirvió, al cabo, para que San Lorenzo mostrara algunas cartas, como las del mencionado Batista y los buenos ingresos en el equipo principal de la dupla de Instituto elegida para reforzar el plantel de cara a una temporada que lo tendrá buscando el pentacampeonato liguero, el tricampeonato de América y una inédita consagración en la Copa Intercontinental: Luciano González y Facundo Piñero.

Por ahí deberán pasar las conclusiones a nivel equipo. Con 16 puntos (4-8 en triples), 5 rebotes, 2 asistencias y 1 robo, el Faca ofreció una gran versión, lo mismo que Chuzito, que completó una planilla con 14 puntos (4-6 a distancia) y 3 rebotes. Más a favor de ambos: el gran porcentaje de acierto a una distancia mayor que en el básquet FIBA.

El resto serán sensaciones, principalmente de satisfacción, que pasarán por lo conseguido, por un trabajo de hormiga para instalar la marca. La inclusión del Ravens (“cuervos”, en inglés) por parte de la televisación local provocó chistes y hasta se hizo tendencia en Twitter, lo que marca el interés que despertó este juego histórico, que será de San Lorenzo pero que enorgulleció al básquet argentino todo. A seguir construyendo sobre esto.

Clarín/Deportes

Compruebe también

El Olimpia Milano ganó en Atenas con Scola como protagonista

En la previa, se preveía como un desafío durísimo para el Olímpia Milano. Y el …

Leandro Bolmaro, el niño mimado de la afición del Barcelona

“Meeeessi, Meeeessi”. El grito bajó de las tribunas, pero no era para Lionel ni era …

Dejanos tu comentario