Inicio / Combate / Omar Narváez regresó a los 43 años con triunfo y mensaje a los jóvenes

Omar Narváez regresó a los 43 años con triunfo y mensaje a los jóvenes

Le ganó en fallo unánime a Carlos Sardinez y obtuvo el título gallo Latino OMB.

Lo había avisado antes de la pelea. “La verdad es que me siento entero, a la altura de los mejores”. Y en su regreso al ring, en una velada que se celebró en Tres Arroyos, Omar Narváez respaldó esas declaraciones con una “exhibición” de boxeo ante el sanjuanino Carlos Sardinez, 17 años menor, a quien derrotó en fallo unánime para quedarse con el título latino gallo de la Federación Internacional de Boxeo. ¿Lo más impresionante? Lo hizo a los 43 años y tras 13 meses de inactividad.

“Si me dicen ahora que tengo que pelear cinco rounds más, lo hago. Toda la vida me preparé para esto. Amo este deporte. Estoy muy agradecido y orgulloso de poder hacer diez rounds de manera impecable a esta edad. Trece meses sin pelear y sinceramente, no lo noto”, celebró el chubutense tras el combate en el que consiguió la 49ª victoria de su carrera.

Su última pelea había sido en abril del año pasado cuando perdió con el sudafricano Zolani Tete por puntos en Belfast. Aquella velada -en la que estuvo en juego el cinturón gallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB)- había dejado un sabor amargo en el paladar del argentino, que con demasiados recaudos terminó siendo superado por un amplio margen.

Esa derrota pareció marcar el punto final de su carrera. Sin embargo, el cariño y la pasión por su deporte pudieron más. “Tuve bastante tiempo para ver qué hacía tras mi derrota en Irlanda. Era imposible dar un paso al costado porque me encuentro bien y amo lo que hago. El boxeo y entrenar son mi pasión”, contó quien quedó con un récord de 49 victorias, 25 de ellas por nocaut, tres derrotas y dos empates.

Narváez arrancó con el pie derecho el segundo capítulo de una carrera llena de éxitos. Ex bicampeón mundial, conquistó su primer título el 13 de julio de 2002 al vencer en el Luna Park al nicaragüense Adonis Rivas para quedarse con el cinturón mosca de la OMB. El 15 de mayo de 2010, en el mítico estadio porteño, se consagró campeón supermosca de la OMB al superar al nicaragüense Everth Briceno. Entre ambas categorías efectuó 27 defensas exitosas de sus coronas: 16 y 11, respectivamente.

Además, durante su etapa como amateur representó a Argentina en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y Sydney 2000. Ganó la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Winnipeg 1999 y fue subcampeón mundial en Houston 2000.

Icono del boxeo nacional, se transformó además en un espejo para los jóvenes que, como él, encontraron arriba del ring su lugar en el mundo. A ellos les dejó ayer un mensaje.

“Esto es un claro ejemplo para la juventud. Si yo, con 43 años, puedo hacer diez rounds con un pibe de 26 que es un promesa del boxeo argentino, los jóvenes también pueden. Como les digo a todos: el único secreto es entrenar y dedicarse. Yo pasé 13 meses sin subir al ring, es cierto, pero nunca falté a los entrenamientos. A los pibes les digo que se entrenen, se dediquen y busquen su sueño, pero hay que luchar. ¡Luchen por su sueño!”, reflexionó Narváez.

Y le regaló unas lindas palabras a Sardinez, que ostenta un récord de 15 triunfos (dos por nocaut) y dos derrotas. “Quiero felicitarlo a él y a su cuerpo técnico. En todo momento quiso hacer su pelea, fue inteligente. Es joven, tiene que seguir entrenándose. Esto seguro le sumará experiencia”, pronosticó.

Inoxidable, Narváez hasta se animó a abrir la puerta para su regreso a la categoría supermosca en la que supo brillar.

“Todavía me animo. En ese peso hay nuevos campeones y otros que están hace rato. Los vi pelear y son unos campeonazos. Pero no me asustan. Ojalá vuelva a tener la oportunidad. Sino, seguiré haciendo historia en el boxeo argentino”, cerró el Huracán, que volvió con todo y parece listo para ir por más.

                    Clarín/Deportes

Compruebe también

Kovalev defiende ante el difícil Yarde, pensando en Canelo

El ruso Sergey Kovalev se encuentra centrando en defender su cinturón semipesado de la Organización Mundial de …

Ronda Rousey casi pierde un dedo (imagen sensible en la nota)

Ronda Rousey, ex medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 en Judo …

Dejanos tu comentario