Inicio / Futbol / Ñuls se llevó los tres puntos del Bosque. Colón-Tigre aburrieron

Ñuls se llevó los tres puntos del Bosque. Colón-Tigre aburrieron

Maxi Rodríguez señaló de penal, y en el último minuto, el gol del triunfo leproso.

En la última jugada del partido, cuando ya el reloj marcaba el séptimo minuto de adición, Newell’s logró el primer gol en la historia de la flamante Copa Superliga, a través de un penal convertido por el eterno Maximiliano Rodríguez. Fue más que Gimnasia el equipo rosarino, especialmente en el segundo tiempo, y ahora espera la revancha, el 21 de abril en Rosario, con mayores chances para pasar a octavos de final.

Resultó un partido sin la angustiante presencia de la calculadora entre equipos que necesariamente deberán usarla en el torneo que viene, cuando el fantasma del descenso los devuelva a la cruda realidad. Podría suponerse, entonces, que jugarían esta primera fase de la Copa Superliga liberados de las ataduras numéricas. En los primeras insinuaciones, fue el dueño de casa quien propuso un esquema agresivo, con una línea de volantes atacando en tres cuartos con toques profundos a Jan Hurtado, el arma ofensiva indiscutible del local.

Víctor Ayala, desde su buen pie en las ejecuciones libres, fue quien más inquietó la valla de Alan Aguerre. Los rosarinos solo aguantaron bien replegados en defensa, jugando al pelotazo las pocas chances de ataque que dispusieron.

El ingreso de Víctor Figueroa le dio más movilidad a Newell’s, que ganó en tenencia y profundidad. Fue más atrevido y lo hizo lucir a Alexis Martín Arias en un par de sacadas. La expulsión de Ayala lo animó más y sobre el final logró el premio.

                              Mario Rueda/Clarín

Mucha lucha y poco fútbol en Santa Fe.

Como si fuera una extensión de la Superliga, por la inercia de los rendimientos, Colón no pudo cambiar su pésima imagen del torneo y Tigre tampoco lo hizo pero, a diferencia del local, ejecutó su buena expresión que, sin embargo, no le alcanzó para mantener la categoría. Aburrieron en Santa Fe en un 0-0 para el olvido en el incio de la Copa Superliga.

Colón es un puñado de individualidades intentando comprender las ideas de Pablo Lavallén. Y eso, a estos jugadores, les cuesta muchísimo o si lo comprenden no saben ejecutarlo. Un ejemplo: con astucia, el DT le puso dos jugadores de corte ofensivo (Chancalay y Bernardi) por derecha dado que Diego Morales suele dejar mucho espacio y no sabe defender. Pero se destacó más Cachete, aún dejando amplios terrenos a sus espaldas. En tanto, Tigre se plantó a jugar con Lucas Menossi y Agustín Cardozo que buscaban gestar con Walter Montillo.

Promediando el primer tiempo, la gente sabalera se empezó a molestar con el rendimiento del equipo. Llegaron los cánticos y las silbatinas para los jugadores. Un poco por lo que mostraban. Otro tanto por lo que mostraron desde enero. Para el complemento, Colón tuvo otro espíritu y eso aplacó el malhumor generalizado. Ya para entonces, Gabriel Esparza se las ingeniaba para ser uno de los mejores y para generar, a los 10 minutos, una situación clara de gol para Nicolás Leguizamón que pasó al lado del palo. La búsqueda se sostuvo en el local hasta que mermó la intensidad y allí el partido quedó abierto a cualquier eventualidad. Tigre, con Montillo, fue siempre peligroso. Sin embargo, todo quedó en la nada y se repartieron el cero, que deja mejor parado al equipo de Pipo Gorosito.

              Erico Vega/Clarín

Compruebe también

Gimnasia, Tigre y Unión avanzaron en la Copa de la Superliga

Por la revancha de la ronda inicial de la Copa de la Superliga, Gimnasia sorprendió …

Argentinos le empató a Independiente y lo sacó de la Copa de la Superliga

Argentinos Juniors pasó a la fase siguiente de la Copa de la Superliga al empatar …

Dejanos tu comentario