Inicio / Polideportivo / Kyler Murray es el primer atleta elegido en primera ronda de los drafts del Béisbol y el Fútbol Americano

Kyler Murray es el primer atleta elegido en primera ronda de los drafts del Béisbol y el Fútbol Americano

Todo indica que Murray se inclinará por jugar con la pelota ovalada.

Kyler Murray es uno de los atletas más completos en el mundo. Hijo de una ex estrella del fútbol americano universitario y sobrino de un ex jugador de beisbol profesional, ambos deportes corren por sus venas. En la universidad practicó las dos especialidades y siguió destacándose, tanto así que fue elegido en el noveno lugar del draft de la MLB de beisbol en 2018. Pero cuando parecía que su futuro sería con el bate y la pelota, en febrero Murray anunció que optaría por una carrera en la NFL de fútbol americano. Condiciones le sobran y por eso Arizona lo tomó con la primera selección global del draft para que sea su mariscal de campo ( quarterback) durante la próxima década. Así Kyler Murray se transformó en el primer atleta de la historia en ser elegido en la primera ronda del draft en dos deportes diferentes.

Murray es una estrella casi desde que nació. Se lo considera el mejor jugador texano de fútbol colegial de la historia: allí levantó tres campeonatos estatales, ganó 42 partidos -se retiró invicto-, consiguió 10.300 yardas de pase y concretó 117 pases de anotación. Su carrera como beisbolista fue igual o más impresionante en esa época al punto que apenas terminó el colegio secundario le ofrecieron entrar al draft de la MLB donde le aseguraron que sería un jugador de primera ronda.

Murray desistió y se anotó en la universidad para seguir practicando ambos deportes. En 2018 fue titular tanto en fútbol como en beisbol y su desempeño no pudo ser mejor: 4.361 yardas de pase (42 touchdowns), 1.001 yardas corriendo por tierra (12 anotaciones) y el Premio Heisman al mejor atleta universitario en fútbol y 10 homeruns y 10 robos de bases en beisbol.

El 4 de junio de 2018, Oakland lo seleccionó para la MLB en el noveno lugar. Nada mal para un draft que consta de 40 rondas y en el que se seleccionan más de 1.200 jugadores. Los A’s le concedieron jugar sus últimos meses en su equipo de fútbol universitario ya que la pretemporada de beisbol recién comenzaría en febrero.

Pero cuando se puso la ropa de fútbol realizó una impresionante campaña y despertó el interés de todos: así sacrificó su carrera en el beisbol. Rompió su contrato con Oakland -le devolvió los 4.700.000 dólares que le habían pagado como anticipo- y esperó al draft de la NFL donde lo eligieron primero. Con Arizona firmó un contrato por cinco años y 35 millones de dólares completamente garantizados, con 23 pagados al momento de la firma.

Si bien es la primera vez que un jugador es elegido en la primera ronda en dos deportes, no es raro que un mismo deportista se presente en dos drafts diferentes. Russell Wilson, mariscal de campo de Seattle, fue seleccionado en la tercera ronda del draft 2010 de la MLB y en 2012, en el de la NFL. Desde entonces alterna su carrera. De igual forma lo hicieron Bo Jackson y Deion Sanders, dos de los mejores jugadores de fútbol de todos los tiempos, que durante muchos años despuntaron su vicio en el beisbol. Rusty LaReu, campeón de la NBA en 1997 con los Bulls de Jordan, había practicado en su carrera universitaria beisbol y fútbol. Y Charlie Ward fue elegido en 1993 Mejor Jugador Universitario de fútbol antes de decantarse por la NBA.

¿Por qué Murray dejó plantada a la MLB? No pasó sólo por el dinero. Los beisbolistas tienen una vida muy diferente a las estrellas de la NFL a pesar de que en promedio cobren más dinero. El diario estadounidense The Washington Post revela dos datos al respecto: según varias encuestas sólo un 22 por ciento de la población estadounidense sabe quién es Mike Trout, el mejor beisbolista de la actualidad. Por otro lado, de los 100 deportistas con más seguidores en Twitter sólo uno juega ese deporte y es Tim Tebow, quien antes de la MLB fue una estrella del fútbol universitario y luego jugó un puñados de años en la NFL.

Por debajo de la mesa fluye además una añeja enemistad existente entre la NFL y la MLB. Mientras el fútbol consta de un calendario corto, super estrellas mundialmente reconocidas y contratos publicitarios cada vez mejores, el beisbol -la liga que históricamente fue la más rica en Estados Unidos- enfrenta serios problemas de popularidad debido su calendario demasiado largo y sus partidos de hasta cinco horas que no atraen a las nuevas generaciones.

En ese sentido la MLB le había concedido a Oakland la posibilidad de ofrecerle a Murray un contrato superior al de cualquier otro novato para que no se les escape un crack en ciernes. Pero aún a pesar de esa concesión la oferta consistió en menos de la mitad del dinero del contrato que luego firmó con Arizona. El conflicto le dejó a la MLB una herida profunda en medio de una guerra fría que viene perdiendo desde hace tiempo. Y por mucho.

                             Juan Martín Prezzoli/Clarín

Compruebe también

El Canotaje argentino busca Tokio 2020

El bonaerense Agustín Vernice se impuso en la sexta manga correspondiente a las series clasificatorias …

Tras los Oros en Lima 2019, el Canotaje va por los pasajes a Tokio 2020

El canotaje argentino de velocidad vivió unos Juegos Panamericanos históricos. Los palistas nacionales brillaron en …

Dejanos tu comentario