Inicio / Música / El productor argentino Ricardo Hornos ganó el premio Tony por Hadestown

El productor argentino Ricardo Hornos ganó el premio Tony por Hadestown

El argentino es la tercera vez que se alza con la distinción.

Con el premio de la noche del domingo en el Radio City Music Hall, en Nueva York, al mejor musical por Hadestown, Ricardo Hornos ya tiene tres premios Tony en su haber, siempre como productor. Minutos después del cierre de la ceremonia, habló en exclusiva con Clarín.

-¿Cuáles fueron tus sensaciones en la entrega de los Tony?

-Por cómo se fue dando la noche, estuve bastante menos nervioso que en ediciones anteriores de los Tony. Para cuando llegó el momento de anunciar Mejor Musical del año, Hadestown ya había ganado mejor dirección y mejor música original, además de luz, sonido, escenografía, orquestación, y actor de reparto. Además, salvo el premio a la mejor reposición de obra de texto (fue para The Boys in the Band), se venían dando todas las lógicas… y Hadestown era la lógica.

-¿Y qué sentiste cuando subiste al escenario del Radio City? –

Mientras subía me di cuenta de que era la primera vez que me tocaba estar de este lado, del lado de los musicales. Las veces anteriores había estado del lado “izquierdo”, el de las obras de texto. Más allá de la nueva perspectiva y de que es realmente copado ser el cierre de toda la velada, caí en cuenta de otra cosa: los tres Tony que gané han sido en tres categorías distintas (por obra de texto, con El curioso incidente del perro a medianoche, y revival de obra de texto, el año pasado, por Angels in America), y siendo 4 las opciones de producción… (no ganó con Evita, en revival de musical, con el protagónico de Elena Roger). Me falta una para el póker. Por suerte, creo que para el año que viene tendré una linda candidata para intentarlo.

-Y desde tu posición privilegiada allí en la platea, ¿qué te llamó la atención de la ceremonia?

-Hasta ahora, de todos los Tony a los que he ido, de todas las ceremonias, entre el Radio City y el Beacon, ésta fue quizá la más amena de todas. Mucho tuvo que ver el maestro de ceremonias, James Corden. Los números musicales fueron dinámicos, divertidos; los gags en su mayoría funcionaron bien (me encantó lo de Bryan Cranston, que parece no puede hacer nada mal); y, sobre todo, durante los cortes comerciales, Corden recurrió a su creación más famosa, el Carpool Karaoke, lo adaptó al nuevo escenario, y salieron 3 números espontáneos, uno mejor que el otro. En el primero Ben Platt cantó Tomorrow, de Annie; en el segundo se reunieron dos de los actores originales de Hamilton en un rap alucinante de In the Heights; y como gran final, Billy Potter la rompió con otro clásico, mezclando humor y virtuosismo, de tal manera que se gana una ovación de pie de las más de 6.000 personas presentes.

                           Pablo O. Scholz/Clarín

Compruebe también

Esteban Morgado y su Cuarteto celebran veinte años en el Ópera

“Trataremos de resumir veinte años en un show”, plantea Esteban Morgado y sabe que el …

Ilegales, la banda de rock española, se presenta esta noche en Niceto

Algunos años antes de que el neologismo googlear formara parte de la oralidad hispanoparlante, “Ilegales”, …

Dejanos tu comentario