Inicio / Futbol / Confirmado: River-Flamengo será en el Monumental de Lima

Confirmado: River-Flamengo será en el Monumental de Lima

El estadio del Universitario de Deportes recibirá la final de la Copa Libertadores.

La final de la Copa Libertadores se jugará en Lima. Así quedó establecido luego de más de cuatro horas de reunión que mantuvieron los presidentes de River (Rodolfo D’Onofrio) y Flamengo (Rodolfo Landim), los dos finalistas, con las autoridades de la Conmebol en la sede de la confederación sudamericana en Luque. Se disputará el sábado 23 de noviembre, como estaba previsto. Y se disputará a las 15 (hora local), las 17 de la Argentina en el estadio Monumental (la casa de Universitario, equipo que dirige el ex arquero de River Angel David Comizzo), que tiene una capacidad para 80 mil espectadores (30 mil personas más que el estadio Nacional, que además fue descartado porque ese día hay un recital de salsa).

“Nos vemos en Lima”, es lo que propone ahora la Conmebol. Ya quedó atrás aquella leyenda que decía: “Nos vemos en Santiago”. Había aparecido en los carteles de la gráfica del Bernabéu cuando Pity Martínez iniciaba su corrida a la gloria eterna para poner el 3-1 de River sobre Boca y sentenciar la final del año pasado ganado por el equipo de Marcelo Gallardo.

“Consenso hubo, rápido no fue. Tuvimos que buscar la opción más viable”, dijo el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez. Y añadió: “Creemos que la oferta de Lima garantiza que nosotros podamos cumplir con las personas que han comprado el ticket. El aeropuerto, además, tiene gran conectividad aérea”. Mantener la sede de Santiago era insostenible. Al caos social de las últimas semanas se le sumó la convocatoria masiva para el sábado 23, con la intención de boicotear el evento y exponer internacionalmente el conflicto que atraviesa el país.

Desde Chile (a través de la voz del presidente de la Federación de Fútbol de Chile, que estuvo presente en la reunión al igual que el titular de la AFA, Claudio Tapia y el de la Federación Brasileña de Fútbol, Rogério Caboclo) garantizaban la realización del partido pero no la seguridad afuera del estadio Nacional de Santiago. Ahí mismo desde la Conmebol le pidieron a Chile los gastos de cancelación de la final. Y avisaron que a los chilenos que habían comprado entradas se les reembolsará el dinero.

Las finales de la Copa Libertadores parecen perseguidas por una maldición. Después del bochorno del año pasado, que terminó con la decisión de llevar el encuentro decisivo entre Boca y River fuera del continente americano, otra vez la sede tambaleó. Pero esta vez la Conmebol no quería sacarla de Sudamerica. Por eso, fueron descartadas Lisboa (Portugal) y Doha (Qatar), a pesar de que habían hecho propuestas interesantes y de importantes sumas de dinero. Miami había trascendido pero una fuente de la entidad sudamericana le aseguró a este diario que no hubo una propuesta de esa ciudad.

Lo más cercano para la Conmebol era Asunción pero había algunas cuestiones que no cerraban. La menor capacidad del estadio “La Nueva Olla” obligaba a un recorte de entradas. Y había otras complicaciones. Una de ellas que entre el 21 de noviembre y el 1° de diciembre se juega el Mundial femenino de fútbol playa, por lo que la capacidad hotelera era reducida. La otra: la ciudad no está preparada para recibir un posible aluvión de hinchas de River y de Flamengo, y muchos de ellos podían llegar sin entradas.

Entonces, Montevideo apareció en escena pero como se quería mantener la fecha de la final, se le dio de baja, dado que el domingo 24 habrá balotaje para elegir presidente del país. Medellín estuvo latente desde un primer momento con todas las garantías pero a los clubes no les cerraba por la escasa conectividad y los largos kilómetros a recorrer. Buscaban que, dentro de las ciudades posibles, la elegida sea la más cercana. Y cuando Conmebol elevó la propuesta de Lima y desde Perú recibieron la confirmación de las autoridades de ese país. Hubo fumata blanca en Luque.

Atrás también habían quedado las diferencias políticas con la Federación Peruana de Fútbol, que había perdido la sede de la Copa Sudamericana y ahora se encuentra con la primera final única de la Copa Libertadores. “Lamentablemente, cuando se había pensado en la final única para la Sudamérica, hubo cambio de Gobierno repentino en el país y en la Federación Peruana de Fútbol, lo que nos imposibilitaba tener con quien trabajar. Tenía que ver con la falta de autoridad. Esa situación ya se normalizó”, explicó Domínguez.

River volverá a Lima, la ciudad donde todo comenzó: allí igualó 1-1 con Alianza en el estadio Nacional en el debut en la actual edición de la Copa Libertadores. Ahora, buscará defender la corona. Y en un estadio denominado Monumental. ¿Será un guiño del destino?…

Consenso hubo, pero rápido no fue. Se buscó la opción más viable. Se hizo un esfuerzo enorme”. Alejandro Domínguez Presidente de la Conmebol

Es una pena no jugar en Santiago. Siento orgullo por River. Bienvenida Lima. Será una gran fiesta”. Rodolfo D’Onofrio Presidente de River

Lamentablemente, la solución recayó en otra ciudad. Espero que la torcida pueda alentarnos en Lima”. Rodolfo Landim Presidente de Flamengo

Maximiliano Benozzi/Clarín

Compruebe también

Gallardo no definió el equipo. Flamengo entrenó con lonas antiespionaje

El delantero de River Rafael Santos Borré aseguró que encuentros como la final única de …

Diego Milito quiere a Jorge Sampaoli como DT de Racing

“Coudet nos manifestó que se va. Mañana (por hoy) lo anuncia en conferencia de prensa”, …

Dejanos tu comentario