Inicio / Polideportivo / Comienza el mítico Masters de Augusta con Tiger Woods como favorito

Comienza el mítico Masters de Augusta con Tiger Woods como favorito

El golfista estadounidense es el de mayor convocatoria entre sus colegas.

Hoy se pone en marcha el primer Major de golf del año: el mítico Masters de Augusta. Y van 10 historias y datos de color para entender mejor la historia del torneo:

1-La chaqueta verde. Pocos saben que el campeón del Masters se lleva una medalla de oro y una réplica del trofeo. Pero el máximo símbolo es el icónico saco verde que se entregó por primera vez en 1949 (lo recibió Sam Snead). Sin embargo, hacía 12 años que daba vueltas: en 1937 se introdujeron los sacos verdes para que los utilizaran los miembros del Augusta National y así se distinguieran del público, pero a la mayoría les resultaron pesados e incómodos.

2-El error del Maestro. En el hoyo 17 de la última ronda de 1968, Roberto de Vicenzo logró un birdie e igualó la tarjeta de Bob Goalby. Sin embargo, su colega Tommy Aaron le anotó un par y, sin chequear, el argentino la firmó y Goalby se quedó con el título. La frase de De Vicenzo -“¡Qué estúpido soy!”- quedó en la historia.

3-La flexibilidad de la exclusividad. Hasta 1990 los negros no eran admitidos como socios del club. Las mujeres podían jugar como invitadas pero recién en 2012 recibieron permiso para asociarse. Para ser parte del club hay que desembolsar unos 100 mil dólares y se debe ser nominado por un miembro, aunque difícilmente se acepte a menos que un socio (hay cerca de 300) renuncie o muera.

4-El saco olvidado. Gary Player fue el primer extranjero en ganar el saco verde al conseguir el título en 1961. Se fue con él a Sudáfrica, como todo campeón que tiene derecho a usarlo durante un año. Sin embargo, se olvidó de llevarlo de regreso al Masters siguiente. La organización le permitió conservarlo bajo la promesa de que no la utilizara en público.

5-Woods, para la historia. En 1997, Tiger Woods se convirtió en el primer negro en ganar en Augusta y en el campeón más joven: sólo tenía 21 años. Sus 270 golpes (18 bajo el par) y los 12 de ventaja sobre Tom Kite son récord. El domingo el torneo fue sintonizado por unas 44 millones de personas en Estados Unidos, duplicando a varias finales de la NBA. Dicen que hubo quienes no quisieron que se le colocara el saco por su color de piel; se lo pondría tres veces más.

6-Cabrera, para siempre. Angel Cabrera, que de pibe se metía en casas vecinas para robar pollos para comer, pasó la noche del sábado en el Masters de 2009 cenando fideos y recibiendo las palabras motivadoras de su instructor Charlie Epps. El domingo superó en el playoff a Kenny Perry y Chamd Campbell y ganó el torneo.

7-El tiro más increíble. El segundo hoyo del playoff de 2012 entre Bubba Watson y Louis Oosthuizen vio uno de los golpes más espectaculares no sólo del torneo sino de la historia del deporte. Watson lanzó la pelota a una inhóspita zona de árboles, público y hasta una torre de televisión. Sin embargo, con un golpe que luego fue objeto de múltiples análisis desde la física para explicarlo, condujo la pelota con una parábola asombrosa al green y se encaminó a ganar el título.

8-Los números del mejor. Jack Nicklaus es el máximo ganador con seis títulos, dos más que Tiger Woods y Arnold Palmer. Fue el primer campeón que defendió con éxito el título, en 1966. En 1986 se convirtió en el ganador más viejo de un Major, con 46 años y 82 días. Es también quien más veces terminó entre los primeros cinco ( 15) y entre los 10 ( 22) y quien más veces pasó el corte (37).

9-Las entradas más baratas y difíciles. Un pase para los cuatro días cuesta unos 250 dólares. Sin embargo, hay una lista de abonados que mantienen su lugar cada año y una lista de espera para la que ya no se puede aplicar: está cerrada desde 2000. Desde 2012 se pueden comprar boletos diarios (115 dólares), pero también hay que postularse y hay que tener suerte de ser elegido.

10-Ingredientes secretos. Las más de 40 trampas de arena del campo no tienen la arena clásica que se convierte en un enemigo casi mortal. Ese brillo tiene que ver con que están rellenos con cuarzo, “desecho” resultante de la búsqueda de aluminio en las minas de Spruce Pine. Los bancos de agua también lucen impecables; un periodista tomó una muestra en 1996 y la analizó: tienen colorante como el que se utiliza para decorar tortas.

          Mauricio Codocea/Clarín

Compruebe también

Emiliano Grillo hizo hoyo en uno en el British Open, pero no tuvo un buen día

El golfista argentino Emiliano Grillo hizo historia hoy en el British Open, el torneo más …

La política nacional deportiva, según Osvaldo Arsenio

Si bien el deporte y el juego como parte de la cultura humana tienen un …

Dejanos tu comentario