Inicio / Futbol / Boca, por el peso de sus individualidades, pasó en Copa Argentina

Boca, por el peso de sus individualidades, pasó en Copa Argentina

Wanchope Ábila abrió la cuenta en Mar del Plata y realizó un extraño gesto.

Boca dio el primer paso en la Copa Argentina. Lo hizo con solidez, sin brillos, pero con un muy buen margen de amplitud en el juego con respecto al entusiasta Estudiantes de Río Cuarto. La victoria fue por 2 a 0 y ahora el ganador se medirá con Almagro por la segunda ronda de la fase final.

Fue bravo para Boca el arranque del partido. Fundamentalmente por el entusiasmo de Estudiantes. Con ímpetu, el equipo riocuartense intentó compensar la abismal diferencia de jerarquía con su ilustre rival. Y le puso incómodo el juego.

Así y todo dio la sensación de que en el primer ataque a fondo, Boca se pondría en ventaja. Y así fue nomás. Desbordó Zárate enganchando ante la marca y metió el centro al área chica. Suárez cometió un error infantil: la bajó de cabeza y se la dejó servida a Ramón Abila, quien sólo tuvo que empujarla para marcar el 1-0 y corporizarse como el máximo anotador de la Copa Argentina con 12 goles repartidos entre Instituto, Huracán y Boca. Así dejó atrás a Martín Cauteruccio, ex San Lorenzo y Quilmes y actualmente delantero de Cruz Azul.

Estudiantes no se derrumbó. Por el contrario, fue en la búsqueda de la igualdad y en una pelota parada casi logró el empate. Cinco veces perdió el 1-1 debajo del arco de Díaz, que mostró notables reflejos y una reacción espectacular cuando era sometido. El arquero, López, el pibe Weingandt y el palo conspiraron contra el milagro cordobés. Fue un auténtico pinball que encendió las alarmas. Gustavo Alfaro no estaba conforme y lo hizo saber desde el banco con gestos ampulsosos.

Sin embargo, Boca tiene mucha calidad. Y Mauro Zárate es un jugador de sello distintivo. Por eso recibió corto de Obando en un tiro de esquina, recorrió con la pelota dominada hasta la medialuna, enganchó y sacudió con un zurdazo rasante que dejó sin chances a Peralta.

A propósito, ¿cómo puede dudar Alfaro entre Zárate y Carlos Tevez, independientemente de la lesión del delantero de Fuerte Apache? El ex Vélez le saca varios cuerpos de ventaja.

En el arranque del segundo tiempo Abila se tiró de palomita en el área y Pablo Dóvalo lo amonestó. No había sido penal, claro. Y un instante después Ferreira cruzó a Almendra. Como ya estaba amonestado por una infracción a Zárate en el primer tiempo, el juez le mostró la segunda amarilla y lo expulsó.

El partido, de a poco, se iba esfumando aunque quedaban más de 40 minutos por delante. Pero Estudiantes pareció bajar la persiana se dedicó a evitar la goleada y lo consiguió porque Boca, además, bajó el ritmo.

Alfaro mandó a la cancha a Reynoso por Obando y Boca mejoró, pero falló en la definición: y así se sucedieron dos chances de Pavón, una de Abila y una buena atajada de Peralta ante Reynoso.

A los 36 minutos Vester también se fue expulsado y de esa manera Estudiantes terminó el encuentro con nueve jugadores.

Sobre el final, de todos modos, Boca aceleró para decorar el marcador, pero otra vez Pavón se lo perdió sólo en el área. No hizo falta más. Boca avanzó sin transpirar demasiado y ahora espera por dar oro paso en la Copa Argentina. Aunque la cabeza de Alfaro y sus jugadores ahora esté en puesta en Tolima y el partido clave del miércoles por la Copa Libertadores.

                     Clarín/Deportes

Compruebe también

Lionel Scaloni confirmó el plantel argentino para la Copa América

“Cuando asumimos, la idea era que cualquier jugador tuviese posibilidad de jugar y nunca se …

River visita al Atlético Paranaense en el primer match de la Recopa

River Plate, último campeón de la Copa Libertadores de América, visitará esta noche a Athletico …

Dejanos tu comentario