Inicio / Futbol / Boca ganó y dejó buenas señales para para el reinicio de Superliga

Boca ganó y dejó buenas señales para para el reinicio de Superliga

Mauro Zárate, marcó dos veces, festeja la apertura del marcador.

El verano de Boca en este nuevo ciclo de Miguel Russo se terminó con buenas señales. En una prueba algo más exigente, el equipo jugó con una nueva filosofía pero dejó en algunos apellidos las respuestas que empiezan a despejarse en la mente del entrenador. Los dos goles de Mauro Zárate, quizá el futbolista que mejor conoce el nuevo técnico, demostraron que sigue vigente después de un cierre de 2019 que lo encontró como suplente y que puede ser el segundo punta que acompañe a Ábila o a Tevez en este inicio de la temporada. La zurda de Bebelo Reynoso, primero para asistir, luego para conducir y al final para resolver en el tercero, también despertó el entusiasmo de Russo, quien deposita buena parte de su idea en el ex Talleres. Y otro que se llevó un tilde en la libreta del DT fue Marcos Díaz, quien luego de muchos meses de inactividad por la titularidad incuestionable de Andrada respondió y puede ser titular ante Independiente.

El segundo ensayo de verano lo encontró a Boca con otros apellidos y también con un dibujo táctico distinto: mutó del 4-1-3-2 que había mostrado ante Universitario a un 4-1-4-1 con Zárate como el único punta, pero con Villa (esta vez a la derecha) y Obando (abierto en la izquierda) como las alas para abastecer al equipo. En esa primera parte funcionó mucho mejor esa idea, pese a que el equipo manejó menor la pelota pero fue mucho más directo. El golazo de Zárate con una contra que administró Bebelo Reynoso y que tuvo al correntino Obando (de lo mejor del equipo en esta pretemporada) asistiendo al punta fue una demostración de la intención de tener menos pausa para ser más agresivo en ataque. Para Russo, Obando puede aportarle recorrido al mediocampo desde su carril.

El juego en San Juan también sirvió para darle minutos de fútbol a “Pol” Fernández, el único refuerzo hasta ahora del equipo, quien volvió a ponerse la camiseta de Boca y acumuló ritmo de juego después de casi tres meses sin actividad en el Cruz Azul mexicano. Sorprendió su ubicación: Pol no se paró en la izquierda y sí se movió por el sector derecho, al lado de Bebelo. Se trató, claro, de una de las pruebas que diagramó el DT para un jugador que puede suplir la ausencia de Alexis Mac Allister en los primeros juegos del reinicio de la Superliga.

Todos los cambios que hizo Russo en la segunda parte sirvieron para darle ritmo de juego a varios futbolistas. Goltz (Gimnasia de La Plata insiste en incorporarlo), Leo Jara (sumo sus primeros minutos desde que regresó pero como volante y no como lateral derecho) y Tevez aparecieron en la escena. Pero el sistema táctico no se modificó. ¿Será este el del primer juego ante Independiente en seis días? Por momentos, sin Ábila en la cancha, el equipo careció de una referencia en el sector del ataque. Luego, en el caluroso domingo de San Juan, se notó un conjunto agotado físicamente que incluso llevó a Bebelo Reynoso a terminar acalambrado después de una situación insólita: el juez Vigliano no permitió realizar un último cambio porque habían acordado antes del juego que solo se detendía el partido cuatro veces. Lastimado y todo, el cordobés se despachó con un golazo para finalizar la pretemporada con un envión anímico grande. Como el de todo Boca.

Clarín/Deportes

Compruebe también

Atlético perdió, pero está vivo. Vélez resucitó y se clasificó en la agonía

Atlético Tucumán sufrió una ajustada derrota 1-0 ante Independiente Medellín, en el partido de ida …

Libertadores: el Decano busca la zona de grupos. Sudamericana: juega Vélez

Atlético Tucumán buscará dar un paso clave que lo acerque a la fase de grupos de la …

Dejanos tu comentario