Inicio / Futbol / Boca dejó atrás a Vélez y va con el Bicho, que ganó en el Bosque

Boca dejó atrás a Vélez y va con el Bicho, que ganó en el Bosque

El penal convertido por Buffarini desata la alegría del plantel xeneize.

El planteo del técnico de Boca sorprendió cuando se conoció que presentaría cinco defensores para recibir a Vélez. La disposición era con marcadores centrales en la última línea y con los laterales más adelantados. Vélez se dio cuenta rápido de por dónde tenía que avanzar, y aprovechaba los espacios que había por detrás de Buffarini y Mas.

El temor que tenía Boca a que le convirtieran un gol era mayor a la audacia por conseguir el desequilibrio. Vélez tenía el control de la pelota, y el local perdía el dominio del medio campo ante la presión ejercida por los de Liniers. Encima, como Boca no tenía un conductor claro, el desorden y las imprecisiones envolvían a los jugadores locales.

Lisandro López, luego de algunos rebotes después de un tiro de esquina, estuvo cerca de anotar con un tiro que se fue al lado del palo. Vélez respondió con una llegada de Robertone, quien encontró bien ubicado a Andrada. Boca salió más de su campo llegando a la media hora de juego, y así tuvo dos chances concretas para convertir: una con Zárate, que estrelló un tiro libre en el travesaño, y otra con Villa, que no pudo prevalecer ante Hoyos.

Boca salió a jugar el segundo tiempo muy desconcentrado, y Vélez lo aprovechó para tener dos opciones para convertir en los primeros instantes. En ambas, Andrada se lució para salvar a su equipo. Alfaro entendió la situación e hizo ingresar a Benedetto por un defensor. Los jugadores captaron el mensaje y se ubicaron unos metros más adelante.

El ritmo se hizo muy intenso al final, sobre todo cuando Izquierdoz se fue expulsado y Vélez se lanzó más en la búsqueda del gol. Ninguno de los dos pudo desequilibrar y la definición llegó en los penales. Por esa vía, Boca fue el más oportuno y pudo acceder a las semifinales.

Adrián De Benedictis/Página 12

El racimo de jugadores del Bicho saluda a Alexis McAliister tras convertir el primer gol en La Plata.

En un atrapante choque de vuelta por los cuartos de final de la Copa Superliga, Argentinos Juniors escaló a la siguiente fase y se metió entre los cuatro mejores del certamen tras dejar en el camino a Gimnasia, que dio batalla hasta el final, pero sucumbió ante la mejor planificación y el oportunismo del rival. Fue 2-1 para el sorprendente equipo de Diego Dabove, que el domingo, desde las 18.45 será anfitrión de Boca en el duelo de ida de las semifinales.

Desde el planteo táctico- estratégico el duelo pintaba para cinco estrellas, calificación que no le quedó lejos a un juego repleto de variables. A la cuestión de quién de los dos daría paso a la especulación de jugar a protegerse y, por ende, a dejar que su rival tomara la iniciativa, esa trama quedó al descubierto ni bien echó a correr la bola porque ninguno cedió terreno. Claro está que deben tenerse en cuenta las formas.

Y respecto a las formas hubo en el comienzo una clara diferencia conceptual en favor de la visita, que jugó a lo que sabe y mejor le sale: simpleza, practicidad y profundidad. Un 44-2 clásico y recto, independientemente de la postura de Gimnasia, que extrañamente ofreció desorden y falta de claridad del medio para atrás.

El gol antes de los 20 minutos por obra –de Claudio Spinelli y Matías Romero- y arte –de Alexis MacAllister, con exacto frentazo a la carrera- fue un premio a la contundencia del conjunto de La Paternal.

Y más también. Porque Argentinos, de ahí en más y hasta los 40 jugó endemoniado. Pasaban los volantes externos, o los laterales, llegaban los delanteros, todos bajo la acertada conducción de MacAllister, que por su notable calidad fue vendido al Brighton and Hove Albion de la Premier League inglesa a cambio de 9 millones de dólares.

Gimnasia padeció una notable falta de conexión a partir de los pases desde la zona central de la cancha, donde ni Víctor Ayala ni Lorenzo Faravelli se mostraron precisos.

Los de La Paternal, en cambio, acertaron su golpe de suerte y desde entonces manejaron los hilos del trámite del partido. Y los del Bosque, que intentaron aproximarse antes de finalizar el primer tiempo, tuvieron su chance en los pies de Maximiliano Comba, que llegó pasado a un centro rasante contra el palo izquierdo.

En el complemento a Gimnasia se le despertó el indio. Saltó a la cancha con otro molde, mostrando un aspecto bien rebelde y altamente irrespetuoso de las virtudes del rival.

Y tuvo su gran cuarto de hora atacando enfurecido, con Santiago Silva como bandera, poblando el área de Lucas Cháves, de enorme actuación, con volantes internos sueltos y decididos a buscar el gol.

Que llegó, merecidamente, cuando a la media hora el Tanque Silva, de atropellada ante rebote en Cháves, empujó al empate que dejaba cerca al dueño de la hazaña. Y en la visita cundió el alarma.

Argentinos -que también sigue en carrera en la Copa Sudamericana- se asemeja a un equipo que dispone de toques geométricos, que se mueve en base a triangulaciones y luce prolijamente repartido en la cancha. Pero por un rato Gimnasia se lo llevó por delante. El pleito por entonces iba empatado y se presentaba desparejo en favor del Lobo.

Ahora bien, Argentinos, debilitado en el mejor momento de su oponente, no arrugó. Y sacó de un córner el pasaje definitivo a la fase siguiente mediante un córner perfecto ejecutado por MacAllister a la cabeza de Jonathan Sandoval, quien saltó solo en el segundo palo y dejó sin respuestas a Alexis Martín Arias.

Trabajó inteligentemente los últimos tramos del partido el equipo de Diego Dabove. Una plantilla con un promedio de edad por debajo de los 24 años, que en la Superliga terminó en el último lugar y zafó del descenso tres partidos antes del final del torneo. Sin embargo, ya se perfilaba con una formación sobria que ahora aparece entre los mejores cuatro de la Copa. Y lo tiene bien merecido.

                Mario Rueda/Clarín

Compruebe también

Racing-River, promesa de gran partido en el Cilindro de Avellaneda

Racing Club, campeón vigente y en busca de su primer triunfo en el semestre, y …

Choque de punteros en el Bajo Flores. Ñuls recibe a Unión en el Parque

San Lorenzo y Central tienen (junto a Arsenal) puntaje perfecto tras dos fechas de la …

Dejanos tu comentario