Inicio / Basquet / Atenas, Peñarol y Quilmes, históricos de la Liga, pelean por la permanencia

Atenas, Peñarol y Quilmes, históricos de la Liga, pelean por la permanencia

Atenas es el equipo más ganador de la Liga Nacional de Básquet.

De los tres equipos que pelean por no descender, solamente uno se salvará y los restantes estarán condenados a jugarse su permanencia en un mano a mano que puede adquirir ribetes históricos. Es que los involucrados, hundidos en los tres últimos puestos de la Liga Nacional de básquetbol, son tres de los seis clubes con más participaciones en la historia del certamen: Atenas, Peñarol y Quilmes. Y esta definición infartante llena de emoción al cierre de la fase regular del torneo.

De los 65 equipos que alguna vez jugaron en la máxima categoría, sólo uno no se ausentó jamás: Atenas, que no sólo es el asistente perfecto sino también el más ganador. En 35 campeonatos fue campeón nueve veces y disputó otras siete finales. Traducido: en el 45 por ciento de las Ligas jugadas el equipo cordobés fue campeón o subcampeón.

En la campaña actual, tras un tercer puesto en 2018, el panorama se torció. Con un plantel que debió resignar jerarquía en un marco de austeridad, el equipo nunca le encontró la vuelta al torneo, pasó sin pena ni gloria por la Liga de las Américas a la que tanto le había costado regresar y cayó en el fondo de la tabla. En el transcurso del torneo cambió a su entrenador, Nicolás Casalánguida, por Osvaldo Arduh, quien logró ciertas mejoras pero no evitó penar hasta el cierre.

Si hubo un equipo que se acercó a los estándares establecidos por Atenas, ese fue Peñarol, el de la gesta inigualable -el tricampeonato- hasta la aparición del poderoso San Lorenzo actual. Cinco títulos -con seis finales en siete temporadas- construyeron una hegemonía que muchas veces llevó al ambiente a preguntarse si alguna vez tendría fin. Leonardo Gutiérrez, ex jugador emblema de la Liga (máxima cantidad de presencias y 10 veces campeón), tuvo espalda para sostenerse en un contexto adverso y en su segunda campaña como DT.

Quilmes es el que sufrió más en el pasado inmediato (ganó sólo tres de los últimos 10 partidos), pero su historia está más relacionada con la lucha abajo: descendió tres veces. El último partido de la fase regular, mañana, será justo el clásico contra Peñarol en el Polideportivo Islas Malvinas. La previa se manchó de violencia: aparecieron pintadas amenazantes hacia los jugadores y el entrenador Javier Bianchelli en el estadio. Atenas cerrará visitando a Estudiantes. Todos los partidos serán a las 21.30, con la radio en una mano y el corazón en la otra. Los dos últimos clasificados jugarán un desempate al mejor de cinco partidos. Y pase lo que pase, un histórico caerá.

                   Mauricio Codocea/Clarín

Compruebe también

Gregg Popovich encara China 2019 con lo que le quedó

El 6 de abril de 2018 se conocieron los 35 jugadores estadounidenses que participarían del …

Básquet: Argentina arribó a Tokio para jugar un amistoso contra Japón

La selección argentina de baloncesto llegó a Japón y abrió una nueva etapa en su …

Dejanos tu comentario